lun. Oct 21, 2019

Los precios por las nubes

Compartir

Materias Primas Costosas
Los costos de las materias primas que son utilizadas en la industria automotriz han tenido, en los dos últimos años, un incremento de hasta 100 por ciento

La industria automotriz, así como para las que la complementan, llámese de autopartes y llantera, han tenido que absorber los incrementos en el precio de materias primas fundamentales, tales como: acero, plásticos, aluminio, el caucho y el petróleo, para no afectar al consumidor.

De este modo la situación en la que se encuentran no es la mejor, pues además de afrontar el alza de costos de producción, no existe otra solución más que esperar a que la venta de los automóviles se desplace con mayor eficacia.

Pero no es sólo cuestión de precios caros, sino también de escasez. Por ejemplo: las diferentes firmas tienen un desbasto importante del acero. Esto ha afectado a ensambladoras como Nissan, además de las marcas europeas, y hasta a las norteamericanas, que no esperaban precios elevados del metal, y mucho menos una falta del mismo.

Algo claro de lo anterior fue lo ocurrido con Nissan en noviembre de 2004, cuando tres de sus cuatro plantas de ensamble de autos en Japón, detuvieron su producción de vehículos durante cinco días, debido a que sus reservas de acero no le fueron suficientes para terminarlos.

Esta suspensión en la manufactura de sus automóviles ocasionó que 25 mil unidades no salieran de las factorías de Oppama, Kyushu y Shatai, todas en Japón; es decir, tuvo una baja total de 1.7 por ciento de 1.43 millones de autos.

Aunque los competidores directos de Nissan: Mazda, Honda, Toyota y Mitsubishi no tuvieron una escasez del acero, si enfrentaron también el elevado precio, pero con un mayor número de proveedores, pues Nissan sólo cuenta con dos empresas que le abastecen el metal y éstas no pudieron satisfacer la demanda de la firma automotriz.

Nissan compensará la situación en estos primeros meses de 2005 con un elevado desplazamiento en las líneas de ensamble y poder cubrir la demanda de autos que se le presentó durante estos meses, de manera específica de sus modelos Fuga y Murano.

Acero molido

Marcos de Oliveira, director ejecutivo de Vehículos Medianos y Grandes para Ford de Norteamérica, apunta que la mayor parte de las materias primas, como lo es el acero y los plásticos, han tenido un aumento sustancial a nivel mundial y el impacto ha sido el mismo para todas las armadoras.

Por un lado, señala, en octubre del 2003, la tonelada de acero se encontraba en 300 dólares, en estos momentos se encuentra en un nivel de 750 dólares, esto ha provocado un factor de reducción en la fabricación y no sólo para Ford.

Con relación a lo anterior entre 2003 y 2004 el índice agregado de materias primas establecido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) mostró incrementos del 20 por ciento, y los precios de los metales ferrosos y no ferrosos tuvieron aumentos que oscilaron entre el 44 y el 92 por ciento.

“Hemos trabajado la disponibilidad del acero para que esto no impactara en el precio hacia el consumidor y en la distribución. Sí han subido los costos pero las estrategias de mercado de Ford han podido absorberlos. Un factor de esto es China debido al crecimiento en su demanda interna en cuanto a los metales, y por la falta de capacidad de manejo se ha generado una escasez de producto”.

Y es que la economía china podrá llegar al cuarto trimestre del 2005 a 8.9 por ciento, lo doble de lo que se espera repunte la estadounidense. De esta forma, otro de los metales, como lo es el cobre, utilizado también en la industria automotriz, registró una ganancia de 1.41 por ciento debido a las exigencias del mercado chino.

Todo lo anterior podría significar un gran déficit en los números de las empresas, si a ello se le une el alza en los precios del plástico, debido ante todo por la volatilidad que vive el petróleo, además de los petroquímicos.

Más información en Alianza Automotriz febrero de 2005