vie. Nov 15, 2019

“La felicidad es el camino”

Compartir

 Ricardo Chan, ex-editor de la revista Automóvil Panamericano y con tres años como director de comunicación de Honda de México, responsable de las áreas de Planeación de Producto y Relaciones Públicas con la Prensa, también nos platicó parte de su trayectoria.

Chan participó en la planeación y establecimiento de la nueva generación de la miniván Honda Odyssey para nuestro país, así como presentar la gama Acura en México con tres modelos: TL sedán, RL sedán y la SUV MDX. Para llevarlo a cabo, realizó un estudio de mercado, estableció especificaciones, hizo pruebas de adaptabilidad y puso en marcha estrategias de lanzamiento para la aceptación del público.

Ricardo no para de trabajar, está muy ocupado preparando el lanzamiento de los modelos 2006 de Honda y de Acura, así como los preparativos de la celebración de los primeros 20 años de historia de Honda en México y del décimo aniversario desde que iniciara las ventas de automóviles la firma japonesa en nuestro país.

Al mismo tiempo, está por iniciar un programa de pruebas de manejo con diversos medios de información para el Honda Civic Híbrido; tecnológicamente muy avanzado y considerado como uno de los pilares de la marca en todo el mundo (próximamente tendrán la nota en nuestras páginas).

El Honda Civic Híbrido al combinar un motor de gasolina con uno eléctrico reduce el nivel de emisiones contaminantes, por ello la marca está analizando la posibilidad de introducir esta tecnología en nuestro país, lo cual sería una opción excelente para preservar nuestro medio ambiente.

Ricardo recuerda con gusto la vez que un gerente japonés le dio a leer una carta del entonces presidente de Honda Motor Company LTD, Yoshino Horoyuki, donde mencionaba que Honda debía ser una marca que la gente quiera que exista. Esto sólo puede lograrse ganando la confianza de los clientes, y sólo puede ganarse ofreciendo de manera honesta, productos de calidad a precios razonables y con excelente servicio, esto es, crear clientes de por vida. Esta filosofía laboral, sin duda, ha marcado a Ricardo hasta el punto de sentirse orgulloso de representar a esta marca.

En su faceta personal, es un joven papá que disfruta mucho de estar con su familia; le encanta la fotografia, escuchar música y, por supuesto, los autos.

El libro de “El Principito”, dijo, le recuerda que no debe olvidar al niño que lleva dentro. “Siempre vale la pena darse un tiempo para mirar la vida desde otro ángulo y qué mejor que a través de la inocencia de un niño.

La frase favorita Ricardo, lo dibuja a la perfección: “La felicidad es el camino. No el fin”. Totalmente de acuerdo contigo Ricardo.

Quiero agradecer profundamente a Ricardo y Roberto esta oportunidad de conocerlos un poco más. Es todo por hoy, nos leemos en la próxima ¡Qué Dios los bendiga!