vie. Dic 6, 2019

Ingenierías, palanca de la productividad

Compartir

foto8-1Parte del éxito de la industria automotriz radica en tener personal altamente calificado, que es base para su desarrollo y competitividad a nivel global.

La Asociación de Profesionistas Mexicanos en Michigan, Estados Unidos, estimó que la formación de ingenieros en sus diversas  especialidades en México en los últimos años registra una matrícula anual de aproximadamente 600 mil estudiantes, de los cuales sólo egresa un promedio de 70 mil de las cerca de 300 instituciones académicas que las imparten.

Ante ese número considerable de egresados, de acuerdo con el organismo, se exige aún más el acercamiento entre industria y academia, pues persiste una falta de incentivos para que los técnicos mexicanos regresen al país tras estancias académicas o profesionales en el extranjero.

De hecho, los constantes desarrollos y aplicaciones tecnológicas que introducen los fabricantes en sus vehículos exigen de la preparación y calidad de los egresados de las ingenierías, principalmente.

A decir de José Luis Solleiro, director general de vinculación de la Coordinación de Innovación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para algunos industriales el éxito de sus negocios requiere contar con personal calificado como base para la  competitividad.

“Es fundamental establecer estrategias para mejorar la disponibilidad de personal calificado en las empresas, la salida fácil es decir que es un problema de las universidades; sin embargo, es resultado de un ejercicio colectivo. Tenemos que visualizar esto a largo plazo como una medida de desarrollo”, aseveró.

Añadió que “la palanca para cualquier empresa es la productividad y la calidad de sus trabajadores”.

Motor del desarrollo
Durante el Primer Congreso Estudiantil de Automoción SAE (Society of Automotive Engineers) México 2009, llevado a cabo en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma del Estado de México (UAEM), empresarios y académicos resaltaron el papel que juegan los estudiantes en el futuro de la industria automotriz como motor del desarrollo económico.

Y aunque este sector tiene una estructura compleja, aseguraron, promueve el desarrollo económico y genera un impacto positivo en el empleo.

“Uno de los objetivos es mejorar el panorama que vive la industria automotriz, pues por medio de este tipo de foros los estudiantes universitarios tienen la oportunidad de  conocer las nuevas tecnologías y acercarse con los especialistas para conocer sus experiencias”, manifestó  Edward Vondell, presidente de la mesa directiva de SAE Capítulo México.