vie. Nov 22, 2019

Ingenierías, palanca de la productividad

Compartir

foto8-2Relación continua
Herman Morfin, gerente de relaciones públicas de Ford México, comentó que las instituciones educativas han tenido una acción muy importante para el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de ingenieros mexicanos.

“Tenemos una fuerte relación con todas las universidades tanto públicas como privadas, como la UNAM y el Tecnológico de Monterrey, entre otras, donde el acercamiento es sólido. Gracias a nuestra gran demanda de ingenieros, tenemos un vínculo estrecho con casi todas las instituciones educativas”, reiteró.

Añadió que  con la finalidad de mejorar sus costos de producción, el área de ingeniería trabaja en el desarrollo de componentes de partes eléctricas, así como en proyectos para disminuir el número de plataformas para la fabricación de un número mayor de automotores.

Por su parte, Miguel Ángel Vivanco, gerente de operaciones y postventa de Jaguar Land Rover México, explicó que como parte de su programa de innovación, hoy en día trabaja conjuntamente con el Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus Estado de México, por medio de la Universidad Land Rover, donde los alumnos de las carreras de ingeniería tienen la oportunidad de entrar a los cursos que imparte la empresa a su personal técnico y distribuidores, con la intención de que conozcan sus directrices corporativas.

“En el ramo automotor, interactuamos con más de 40 estudiantes, compartimos experiencias y conocimientos antes de ingresar al área laboral; de esta manera, y a casi dos años de establecer este convenio, la meta es incrementar la enseñanza en los alumnos de ingenierías como la opción inmediata al desarrollo académico e industrial del país”, indicó el directivo.

Modelos de acción
Ante el compromiso de incentivar los programas de formación y educación, la Universidad de las Américas Puebla (UDLA), desde hace seis años, realiza el Encuentro Cliente Proveedor del Sector Automotriz y Autopartes, donde muestra a firmas automotrices pruebas para determinar las propiedades mecánicas de los materiales, medición por coordenadas por punto, fabricación asistida por computadora y diseño en CAD, entre otros proyectos dirigidos a este sector.

Cabe mencionar que la UDLA y otras universidades, en los últimos años han desarrollado carreras dirigidas a la industria automotriz para atender la demanda laboral de las empresas del ramo asentadas en la entidad, como es el caso de Volkswagen.

La UNAM también busca contribuir con el sector. Recientemente, estudiantes de la carrera de ingeniería desarrollaron un prototipo capaz de mejorar la experiencia de conducción, modificando un vehículo común en uno convertible, para aplicarse en modelos de Volkswagen y General Motors.

Para esta última, se diseñó un dispositivo para personalizar el tablero de mando con el objetivo de tener el control del automóvil en todo momento sin causarle alguna distracción al conductor.

El proyecto consiste en colocar botones de audio y aire acondicionado para que funcionen como una especie de imanes que puedan colocarse en la zona que más le convenga al usuario, con la ventaja de generar un ahorro mayor en componentes; al simplificar la electrónica de la consola central, la fabricación resultaría más económica.

Por otra parte, a finales de 2008 la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció una nueva reforma para el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), con la intención de reorientar su vocación técnica profesional en la creación de cinco nuevas opciones de formación: mecatrónica, salud, uso de energías alternas, telemática y turismo temático, abriendo el abanico de oportunidades a estudiantes técnicos.