vie. Nov 15, 2019

PyMEs automotrices, alternativas crediticias

Compartir

repormes-21Financiamientos especiales
El arrendamiento de equipos y transporte es otra de las modalidades financieras que permite a los interesados hacerse de su propio negocio sin la necesidad de hacer  grandes inversiones.

“Nosotros ofrecemos arrendamiento de vehículos nuevos a precio de contado, aunque también es posible financiar automóviles usados bajo esquemas de pagos flexibles adecuados a los flujos de efectivo del cliente”, destacó Ángel Martínez, subdirector de promoción de Valmex Soluciones Financieras.

Detalló que una de las ventajas de dicho esquema, es que el usuario puede realizar pagos iniciales mínimos, y las  rentas se manejan mensuales o trimestrales.

Sin embargo, el directivo recomendó que antes de adquirir un crédito o servicio, acercarse con un asesor a fin de realizar una cotización y comparar las alternativas que hay en el mercado para satisfacer sus necesidades.

“En función de lo que el consumidor busque, se puede encontrar alguna alternativa para su bolsillo y gozar de sus beneficios, dependiendo de las características y necesidades de cada negocio existen elecciones recomendables con sus múltiples ventajas”, explicó.

Acciones gubernamentales
Con la finalidad de garantizar y promover el desarrollo empresarial de nuestro país, la Secretaría de Economía implementó el Sistema Nacional de Financiamiento PyME, el cual impulsa la colocación de productos financieros acordes a las necesidades de los clientes por medio de intermediarios bancarios y especializados; tomando como referencia los aspectos de formalidad,   experiencia e historial crediticio como herramientas de promoción.

Asimismo, el gobierno federal puso en marcha el Programa “México Emprende” con un fondo de 250 mil millones de pesos para las PyMEs dirigido a los siguientes cuatro años, es decir, 62 mil 500 millones anuales.

De acuerdo con el balance del Ejecutivo Federal, sólo en enero y una parte de febrero de 2009, se otorgaron créditos a PyMEs por más de cinco mil 400 millones de pesos, lo que significó un incremento de 15 por ciento, con respecto al mismo periodo del año anterior, beneficiando a más de 10 mil negocios y poco más de 80 mil trabajadores.

Este programa se desprende del Acuerdo Nacional por la Economía Familiar y el Empleo, anunciado por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, considerado una de las claves principales para impulsar mecanismos de financiamiento más eficientes en apoyo de la cadena productiva.

Además, con el propósito de que cada empresa pueda cumplir con sus metas de crecimiento, la SE también proporciona el servicio de consultores para PyMEs, otorgado por personal especializado que ofrece asesoría adecuada en los segmentos administrativos, contables y financieros.

En este contexto, Héctor Rangel Domene, titular de Nacional Financiera y del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext),  dio a conocer que parte de la ayuda para las pequeñas y medianas empresas consiste en disminuir los requisitos a los negocios, así como brindar una tasa fija del 12 por ciento y plazos de hasta tres años para liquidar la deuda, extendiendo así las áreas de oportunidad para establecer o mejorar un negocio.