vie. Dic 6, 2019

Chrysler lleva la planificación a una nueva dimensión

Compartir

Chrysler Group LLC está utilizando el mundo de 3D para cambiar la forma de ver la planeación para futuros productos e implementa World Class Manufacturing (WCM) antes de que una sola máquina sea ensamblada o instalada.

Durante un discurso en los Seminarios de Información de Administración en Traverse City, Michigan, el 6 de agosto, del 2012, Brian Harlow, vicepresidente, director de las Operaciones de Tren Motriz de NAFTA e Ingeniería de Fabricación Global de Tren Motriz, dijo que la Compañía ha traído 3D en sus procesos iniciales con el fin de prepararse para el lanzamiento de dos nuevas e importantes transmisiones en Kokomo, Indiana; la de ocho velocidades tracción trasera y la de nueve velocidades tracción delantera, así como otros programas de tren motriz.

“Sabíamos que necesitábamos una nueva manera de trabajar con el fin de tener nuestras plantas de Kokomo listas en un ritmo acelerado,” dijo Harlow. “Mediante el uso de la tecnología 3D, estamos en efecto, inyectando los principios de WCM desde el inicio de nuestra planificación para nuevos proyectos de producción, tales como los de Kokomo.”

WCM es un riguroso sistema integrado que abarca todos los procesos de la planta. El objetivo de WCM es mejorar continuamente el desempeño con el fin de alcanzar el objetivo de cero desperdicios, que incluye cero accidentes, cero averías, cero desperdicio de movimiento y de inventarios.

Con la ayuda de las soluciones basadas en Strategic Manufacturing Solutions (SMS) de Auburn Hills, Michigan, Chrysler Group está utilizando un sistema de modelado en tres dimensiones específicamente para la manufactura de tren motriz para ayudar a que todos vean la operación en piso como realmente es y no como se podrían imaginar que es.

“Nosotros vivimos en tres dimensiones, no dos, así que con un dibujo de dos dimensiones, había que imaginar la tercera dimensión,” dijo Harlow. “Los ingenieros tienen mucha imaginación, pero esas imaginaciones no trabajan de la misma manera, Si tienes a 10 ingenieros viendo un dibujo en 2D, todos lo verán un poco diferente.”

Al darle la vuelta a la vista, Harlow dijo que los ingenieros pueden ver el entorno de manufactura, incluyendo equipo, materiales y operadores, como realmente es. De esta forma, los problemas que pueden retrasar un programa o para fijar el costo en dinero, están previstas incluso antes de que la primera pieza del equipo llegue a la planta.

“El modelado tridimensional nos permite hacer nuestras inversiones actuales lo más tarde posible en el proceso del lanzamiento,” dijo Harlow. “El objetivo es hacer el lanzamiento del proceso lo más vertical posible porque así se acorta el tiempo para recuperar nuestra inversión.”

Los diseños tridimensionales se utilizan para ayudar a averiguar dónde deben estar los bastidores y materiales para llevar las partes a los operarios en la Zona Dorada, una ventana de 60 grados que es ideal para presentar las partes. También se pueden utilizar para eliminar las condiciones en la línea que podrían ser inseguras o que podrían causar alguna lesión o daño al operario.

El software también tiene la capacidad de mostrar una vista segmentada de la máquina. Mediante la descomposición de la máquina, el operador puede ver todos los tornillos y tuercas, haciendo más fácil entender cómo van, se mantienen y reparan.

“La animación es otro aspecto crítico de la programación 3D,” dijo Harlow. “Nos permite validar los tiempos de ciclo y descubrir los problemas relacionados con el sistema incluso antes de que se haga la maquinaria.”

“Si hay una situación en cualquier lugar que comprometa la producción, la podemos identificar antes en el proceso, algo que normalmente no podríamos saber hasta el primer día de la producción,” continuó Harlow. “Ahora podemos ser proactivos. Podemos cambiar el tiempo de los ciclos moviendo el contenido o haciendo cambios con el fabricante de la máquina.”

Otro de los beneficios de la tecnología es el intercambio inmediato de información entre las plantas de todo el mundo, constructores de máquinas y SMS. Usando un pizarrón blanco computarizado, la gente de la planta puede escribir directamente en los diseños, luego la información regresa a Strategic Manufacturing Solutions (SMS) donde la gente inmediatamente integra los cambios en un diseño maestro. En cualquier punto en el tiempo, esos diseños están disponibles a través de un sistema de acceso remoto a cualquier persona en cualquier parte del mundo.

Otro ejemplo de cómo este software está ayudando a Chrysler a conducir los desperdicios fuera del sistema, es haciendo más fácil y más rápido analizar los costos de inversión por adelantado. Una calculadora financiera toma variables como inversión de capital, capacidad, presupuesto de operación, costos del perímetro y costos por unidad y muestra cómo se afectan entre sí. Las comparaciones se pueden hacer rápido, de lado a lado para que las decisiones se puedan tomar basadas en las consecuencias financieras.

“El sistema que hemos desarrollado mientras trabajamos con SMS nos permite actuar con mayor rapidez jalando hacia adelante el proceso de descubrimiento en donde podemos abordar los problemas antes de que se conviertan en un problema en la planta,” dijo Harlow.