lun. Dic 16, 2019

Los automovilistas en todo el mundo abiertos a la conducción automatizada

Compartir

Continental, el proveedor automotriz internacional, contrató al instituto de investigación INFAS, para realizar una encuesta representativa de alrededor de 1,000 automovilistas en Alemania, Estados Unidos, Japón y China, y una encuesta cualitativa de 200 dueños de vehículos en Francia, India y Brasil, sobre el tema de los sistemas avanzados de asistencia al conductor y conducción automatizada. Las encuestas se realizaron a principios del verano 2013. Entrevistas con expertos en la industria, investigación, planeación del tráfico y leyes, complementaron los resultados del estudio con ideas desde un punto de vista profesional.

·    El aumento de la densidad del tráfico ha incrementado el estrés de los automovilistas, uno de cada dos ya han tenido un accidente mientras iba al volante.

·    Los sistemas avanzados de asistencia al conductor ya gozan de gran popularidad en todo el mundo.

·    Una experiencia positiva con sistemas de asistencia al conductor allana el camino para la aceptación de la conducción automatizada.

·    Automatización considerada particularmente útil en situaciones de autopista.

·    Expectativas cautas en todo el mundo para su disponibilidad en el mercado, pero las estimaciones de precio son realistas.

·    Los conductores asiáticos en particular quieren emplear su tiempo detrás del volante para usos alternativos.

Hanover, 16 de enero, 2014. Los automovilistas de todo el mundo están abiertos principalmente a la conducción automatizada. Una clara mayoría de los participantes en el “Continental Mobility Study 2013” (Estudio de Movilidad Continental 2013) le dan la bienvenida a la tecnología de este tipo: 79% en China, 77% en Japón, 53% en Alemania y un 50% en los Estados Unidos, entienden  el beneficio de la conducción automatizada. Cuando se le preguntó acerca de sus intenciones individuales para el uso de la tecnología, los conductores especificaron que les encantaría ser conducidos a través de obras viales en la autopista y en atascos de tráfico, así como a lo largo de la autopista en tramos largos. También les gustaría que sus vehículos se estacionaran por sí mismos en los estacionamientos.

Estas preferencias empatan perfectamente con la información arrojada por los encuestados acerca de sus experiencias cotidianas en el tráfico: los resultados de los estudios revelan que aumento de la densidad de tráfico (Japón 64%, Alemania 51%, Estados Unidos 49% y China el 27%), embotellamientos de tráfico y conducción parada y arranque (Japón 68%, Alemania 63%, Estados Unidos 52% y China 22%) son los principales factores asociados a una mayor tensión en todo el mundo. A excepción de los automovilistas en China (48%), la mayoría de los automovilistas, aún prefieren tener en sus manos al volante (Alemania 67%, Estados Unidos (63% y Japón (57%), y confían en sus propias habilidades de conducción (Estados Unidos 85%, Alemania 63%, China 60% y Japón (53%). Solamente una minoría son totalmente contrarios a conducir (17%, China Japón 11%, Alemania 9% y los Estados Unidos 5%).

“Las necesidades de los automovilistas en todo el mundo empatan perfectamente las posibilidades de desarrollo de los próximos años. Esto es porque los vehículos parcialmente automatizados comenzarán adquiriendo la capacidad de navegar a través de obras viales y los atascos en las autopistas; lo siguiente en línea será la capacidad de estacionarse por sí mismos”, dijo el Dr. Elmar Degenhart, Presidente del Consejo Ejecutivo de Continental, como parte de sus comentarios en Hannover, el jueves, con motivo de la publicación del estudio.

“Lo que es más, los resultados ilustran que la introducción exitosa de sistemas avanzados de asistencia al conductor en todo el mundo, en conjunto con los beneficios directos al cliente derivados de ellos, han allanado el camino para la aceptación de la conducción automátizada”, añadió.

Para llevar a cabo el “Continental Mobility Study 2013”, Continental, el proveedor automotriz internacional, contrato al instituto de investigación social y de mercado INFAS, para realizar una encuesta representativa de automovilistas en Alemania, Estados Unidos, Japón y China y una encuesta cualitativa en Francia, India y Brasil. Además, también se entrevistaron a expertos en disciplinas científicas (psicología del tráfico y leyes) y de la industria automotriz. Esto lo hace uno de los estudios más completos del mundo de su tipo acerca de la aceptación de los sistemas avanzados de asistencia al conductor y la conducción automatizada.

Uno de cada dos conductores ya ha tenido un accidente mientras iba al volante

Los resultados del estudio son muy impactantes cuando trata sobre accidentes. En los países cubiertos por el estudio, un automovilista de cada dos admite ya haber estado involucrado en un accidente mientras iba al volante (Alemania 59%, China 57%, Japón el 48%, los Estados Unidos el 62%), con los alcances traseros como la causa más común de accidentes. El 46% de los participantes en los Estados Unidos, 45% en China, en Alemania, el 44% y 37% en Japón, ya han experimentado este tipo de accidentes durante la conducción. “Los sistemas de asistencia de frenado de emergencia ya están disponibles para todas las clases de vehículos. Pueden prevenir muchos casos de golpes traseros. Los reembolsos iniciales de las aseguradoras para los vehículos equipados con sistemas de asistencia para frenado de emergencia y las pruebas de consumidor – como la Euro NCAP – ya le han dado un gran impulso al mercado de sistemas de asistencia para el conductor. Por lo tanto, pueden esperarse que estos sistemas incursionen cada vez más profundamente en todas las clases de vehículos en el futuro”, señaló Frank Jourdan, miembro del Consejo Ejecutivo de Continental y Director  de la división Chassis & Safety (Chasis y Seguridad), al comentar sobre los resultados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay aproximadamente 1.24 millones de muertes por fatalidades de tráfico en el mundo cada año – y esta cifra va en aumento. Los sistemas avanzados de asistencia al conductor, tales como la asistencia de frenado de emergencia, juegan un papel clave en ayudar a minimizar la gravedad de los accidentes o en impedir que sucedan en primer lugar. Estos sistemas permiten independientemente el realizar algunas funciones, por ejemplo, frenar el vehículo. La red de asistencia al conductor, información y sistemas de conducción, prometen no sólo elevar la seguridad, sino la eficiencia y conveniencia también. Automatizará la tarea entera de conducción en ciertas etapas de un viaje – cuando se navega por obras viales en la autopista, por ejemplo. Continental ve técnicamente factible para 2025, la automatización gradual de los autos hasta llegar al vehículo totalmente automatizado.

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor gozan de una gran popularidad

La creciente industrialización de los sistemas avanzados de asistencia para el conductor desde el cambio de siglo, ha permitido reducir el costo de la tecnología necesaria – es decir, sensores ambientales como cámaras, radares y lidares – hasta tal punto que ahora estos sistemas pueden ser ofrecidos en toda clase de vehículos. Los resultados del estudio “Continental Mobility Study 2013” claramente demuestra el efecto de democratización: los sistemas avanzados de asistencia al conductor, ahora disfrutan de grados de uso mayores. En la comparación internacional, el control de crucero (Estados Unidos 67%, Alemania 51%, China 50% y Japón 20%), los sensores de estacionamiento (China 55%, Alemania un 50%, los Estados Unidos 19% y Japón 18%) y las cámaras de visión trasera (China 71%, Japón el 34%, Estados Unidos 20% y Alemania 13%), son los pioneros. En general, los sistemas avanzados de asistencia al conductor orientados a la conveniencia disfrutan tremenda popularidad: 90% de los automovilistas en Alemania y China, 84% en los Estados Unidos y 82% en Japón, aprecian la utilidad de estos sistemas.

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor orientados a la seguridad son reconocidos entre los automovilistas, sin embargo, su rango de aplicación es aún limitado. La asistencia de frenado de emergencia es la característica más conocida en todos los países cubiertos por el estudio (85% en Japón, 61% en Alemania, 54% en los Estados Unidos y 38% en China). Sin embargo, con la excepción de control electrónico de estabilidad (ESC, por sus siglas en inglés) (62% en Alemania, 32% en China, 19% en Japón y 16% en los Estados Unidos), las cifras muestran que los conductores chinos en particular encabezaría la internacionalmente en las tasas de uso de estas características. Siendo relativamente joven (74% menos de cinco años de edad), la población de vehículos chinos hace un alto uso de funciones como la asistencia en el cambio carril (41%), alerta de salida de carril (36%) y asistencia de estacionamiento (30%). En general, los niveles de aceptación de sistemas avanzados de asistencia al conductor orientado a la seguridad, pintan un cuadro positivo integral. El 93% de los automovilistas en Alemania y China, en Japón el 84% y 78% en los Estados Unidos, consideran estos sistemas como útiles.

Y una mirada a cómo los niveles de aceptación se correlacionan con las características del conductor, como la edad, la clase de vehículo, los kilómetros conducidos o el tipo de conductor, por ejemplo, indica que dichos factores no jueguen un papel importante. “No existe tal cosa como el usuario típico de los sistemas avanzados de asistencia al conductor, ni en Alemania ni en los Estados Unidos, ni en Japón o China. Por lo tanto, la aceptación de los sistemas avanzados de asistencia al conductor, no son un factor de edad, kilómetros conducidos, tipo de conductor o clase de vehículo”, explicó Jourdan.

Conducción automatizada generalmente útil, pero persisten preocupaciones similares en todo el mundo

En términos generales, la conducción automatizada ya no es una moneda común sólo entre ingenieros de los fabricantes de automóviles y los proveedores de autopartes. La mayoría de los conductores encuestados en los Estados Unidos (50%), Alemania (67%) y China (64%), está familiarizada con la conducción automatizada. Sin embargo, en Japón, un poco menos de uno de cada tres automovilistas (29%) alguna vez ha oído de conducción automatizada. Después de recibir una explicación de exactamente cómo funciona, más de la mitad de todos los conductores (China 79%, Japón 77%, Alemania 53% y los Estados Unidos 50%) vieron la opción de que el vehículo se haga cargo de la conducción como un desarrollo futuro útil en el vehículo. Al mismo tiempo, los resultados del estudio muestran que conducción automatizada no es aún tan familiar para la gente como los sistemas avanzados de asistencia al conductor.

Un gran número de los conductores encuestados en el estudio en todo el mundo no está convencido de que de conducción automática funcionará confiablemente (74% en China, un 50% en los Estados Unidos, 48% en Alemania, 43% en Japón). Es más, la conducción automatizada es una inquietante posibilidad para más de la mitad de los automovilistas (52% en Alemania y China y el 42% en Japón). En el 66%, las preocupaciones están marcados especialmente en los Estados Unidos Los resultados del estudio, sin embargo, también revela lo siguiente: cuanto mayor sea la aceptación del conductor asistencia sistemas avanzados, mayor será la aceptación de la conducción automatizada. “La experiencia con los sistemas avanzados de asistencia al conductor tiene un efecto positivo en la forma en la que gente ve la conducción automatizada. Las personas que han tenido la oportunidad de experimentar que tan confiablemente funciona la asistencia de frenado de emergencia en sus propios coches no cuestionan la viabilidad básica de conducción automatizada”, explicó Christian Senger, Director de Desarrollo Avanzado de Electrónica Automotriz de Continental.

La distribución de los niveles de aceptación de los dos se correlaciona en la conducción automatizada, al igual que los sistemas avanzados de asistencia al conductor, no apela a un tipo especial de conductor.

Una comparación de país revela que los conductores japoneses son más abiertos a la idea de conducción automatizada: más del 60% de los encuestados se puede imaginar usando características como la conducción automatizada en embotellamientos de tráfico o en la autopista, o el estacionamiento automatizado. Sin embargo, los automovilistas en los Estados Unidos son menos abiertos a este desarrollo, con índices de aceptación de entre 45% y 49%. En general, los valores internacionales son comparables. Sólo los conductores alemanes tienen preferencia por la conducción automatizada en embotellamientos de tráfico.

La mayoría (62% – 76%) de los conductores encuestados puede ver los beneficios de la conducción automatizada en viajes largos en la autopista. Sin embargo, las perspectivas varían con respecto al uso de estas tecnologías en atascos de tráfico en la autopista. El 70% de los conductores alemanes lo considera útil, mientras que sólo el 36% de los conductores de Estados Unidos, con cifras del 59% y 43% en Japón y China respectivamente. La conducción automatizada en autopistas, sin embargo, recibe más apoyo en general.

Expectativas cautelosas sobre la disponibilidad y estimaciones realistas de precios

La disponibilidad de vehículos parcialmente automatizados, que todavía requieren supervisión constante del tráfico, varía de país a país. La mitad de todos los conductores en China esperan que los vehículos con características parcialmente automatizados estén disponibles entre 2018 y 2019. El siguiente en línea es Alemania (con disponibilidad esperada para 2023), seguido por los Estados Unidos (2024) y Japón (entre 2024 y 2028). En general, más de la mitad de los automovilistas encuestados en todo el mundo estiman que conducción la automatizada formará parte de la vida cotidiana en 10 o 15 años. Los automovilistas en China tienen una perspectiva más optimista (65%), por delante de Japón (57%), de los Estados Unidos (53%) y de Alemania (50%).

Como parte del estudio, los encuestados también fueron capaces de expresar sus expectativas respecto al precio de características individuales. En términos generales, las estimaciones de precio fueron menores entre los encuestados en los Estados Unidos que entre los encuestados en Alemania, Japón y China. Los automovilistas alemanes, por ejemplo, estima un precio promedio de €2,900 por conducción automatizada para autopista, seguido por China con €2,600, Japón con €2,300 y los Estados Unidos con €1,100. Esto es más o menos el 14% del precio de compra promedio de un auto nuevo en China y en Japón, el 10% de uno en Alemania y 5% en los Estados Unidos (fuente: POLK 2013).

“En general, los conductores en todo el mundo tienen ideas realistas en cuanto al precio. Además, serán capaces de usar las  características de conducción parcialmente automatizada antes de lo que esperan”, dijo Senger, al comentar sobre las expectativas de precio y disponibilidad de las funciones de conducción parcialmente automatizada.

Ya se desea dar un uso alternativo al tiempo del recorrido, principalmente en China y Japón

Más del 60% de los automovilistas chinos y japoneses le dan bienvenida la opción de ser capaces de dar al tiempo de viaje un uso alternativo en los vehículos, ofreciendo por lo menos un alto grado de automatización. Esto es deseado por el 49% de los conductores en los Estados Unidos y el 33% en Alemania. En su mayor parte, los encuestados le gustaría utilizar tiempo de viaje para las tareas que ya pueden combinarse con la conducción, como escuchar música o la radio (45%), hablar con otros pasajeros del vehículo (41%) y realizar llamadas telefónicas (34%). Sin embargo, 21% le gustaría leer y escribir correos electrónicos y 18% quieren navegar por Internet (23% entre los menores de 31 años de edad).