vie. Nov 15, 2019

México en altos lugares por buen desempeño.

Compartir

En 2014 las plantas automotrices a nivel internacional trabajan en el mejoramiento de la calidad de sus unidades, sin embargo las plantas mexicanas todavía no se encuentran al mismo nivel que las plantas internacionales. Ello, de acuerdo al estudio de calidad   “Initial Quality Study” (IQS) J.D. Power 2014, el cual sirve como referencia para la eficacia de un nuevo vehículo que en este año evaluó productos vendidos y usados en Estados Unidos manufacturados en 144 plantas distintas a nivel mundial.

Dicho estudio considera plantas de diferentes países con relación a los problemas que se reportan por cada 100 vehículos. La planta mexicana que en este 2014 fue mejor calificada por los usuarios dentro del ranking fue nuevamente, la planta de General Motors ubicada en Ramos Arizpe con la posición  número 11 reportando solamente 24 problemas, subiendo de posición en comparación con el año pasado que se colocaba en el lugar 12 y en 2012 en la posición 21.  La planta de Ford ubicada en Hermosillo es la segunda planta mejor posicionada en el ranking a nivel mundial colocándose en el  número 51 con 33 problemas reportados, mientras que la planta de  Cuautitlán, también de Ford, ocupa la posición 91 convirtiéndose en la tercera planta mexicana con menos problemas, 41.

Dentro del ranking mundial, la planta que resulto mejor evaluada, sigue siendo Toyota, marca japonesa, colocándose en la primera posición del ranking a nivel mundial como la planta con el menor número de problemas reportados y obteniendo el reconocimiento Platinum por su planta en Ontario Canadá dentro del continente americano reportando solo 12 PP100.

Los problemas que son reportados por parte de los propietarios son fallas de manufactura,  aunque en ocasiones un propietario considera que su automóvil tiene una falla, debido a que no se le explicó cómo usarlo cuando adquirió el vehículo. Otras veces cuando los usuarios consideran que algo es difícil de entender u operar, también son considerados como fallas y no necesariamente porque algún componente no funcione.

La calidad en las plantas mexicanas continúa mejorando, la competencia existente a nivel internacional ha sido la causante de que esto suceda. Las plantas mexicanas siguen perfeccionándose, sin embargo, el número de problemas reportados por cada 100 vehículos a nivel global sigue a la baja, lo que provoca que tenga que elevarse cada vez más la calidad.