mié. Nov 20, 2019

Tecnología y calidad en Hitachi Estado de México

Compartir

Hitachi Automotive Systems continúa expandiéndose con el fin de ofrecer un mejor servicio de producción de autopartes, y a cerca de un año de la inauguración de su nueva planta en el Estado de México, planean la adquisición de más maquinaria y personal calificado para sus talleres de ensamblaje.

Teniendo como materia prima principal el aluminio (el cual importan de Estados Unidos en su mayoría), este es fundido y moldeado en sus instalaciones para la fabricación de bombas de aceite y de agua para Nissan, Ford y General Motors, así como de mercado nacional, de tal forma que aproximadamente se exportan 80% de las piezas.

Con una producción de hasta 60 piezas por hora en muchas de sus máquinas, el proceso de fabricación asegura calidad tanto en su material como en su elaboración, ya que en él intervienen procesos automatizados y los mejores técnicos capacitados con el fin de lograr autopartes de calidad.

Además de la fabricación de bombas de aceite y de agua, Hitachi desarrolla pistones para diversos clientes, perfeccionando cada medida requerida para evitar problemas posteriores en su funcionamiento.

Una de las especialidades en la planta es el moldeado con inyección de aluminio a presión, con vistas de tener próximamente sistemas de moldeado de gravedad.

En sus planes de expansión y desarrollo se incluye un total de 6 equipos de fundición de aluminio. De igual forma, se espera incorporar un centro de entrenamiento de diseño y fabricación de moldes con 3 salas, área de cómputo, software de simulación y máquinas de  práctica para lograr una mejor integración entre miembros.

Con este sistema de capacitación se prevé que en aproximadamente 3 años tengan una plantilla de 60 ingenieros y 1500 operarios, teniendo un lleno total en el 2020.

Finalmente, completarán su equipamiento con la adquisición de un total de 30 máquinas inyectoras y 6 productoras de pistones.