dom. Dic 15, 2019

Compartir

Como parte de los preparativos para el arranque de producción del modelo Tiguan, que dará marcha a partir de 2017, Volkswagen de México contempla la cualificación de su plantilla con más de 90 mil horas de entrenamiento divididas en tres bloques: conocimientos generales del producto, entrenamiento básico y nuevas tecnologías empleadas en la fabricación de este modelo.

El entrenamiento incluye al personal técnico, administrativo y a los jóvenes que actualmente cursan su programa de instrucción como especialistas para la producción, bajo el modelo de formación Dual Alemán, en la Escuela de Becarios de Volkswagen Group Academy México, donde se preparan para adquirir las habilidades básicas de producción y las nuevas tecnologías que se emplearán en su manufactura.

“Contar con la plantilla laboral debidamente calificada es crucial para alcanzar el objetivo de una producción exitosa del modelo Tiguan, un vehículo en el que tenemos muy altas expectativas”, señaló Antonio Pinto, vicepresidente Ejecutivo de Producción y Logística de Volkswagen de México.

Precisó que para adquirir los conocimientos, se emplean herramientas como: impartición de cursos en salones bajo el método tradicional de transferencia, hasta el uso de recursos innovadores, como tabletas, videos y prácticas en estaciones que simulan la actividad que desempeñará el colaborador en piso.