sáb. Dic 7, 2019

Ante un año difícil Toyota hace frente con nuevos vehículos

Compartir

De ocupar el puesto número 21 en vehículos venidos durante los últimos cinco años, Toyota se ubicó recientemente en el puesto 17. Durante su reporte de ventas semestrales, la armadora dio a conocer que para este 2017 se prevé complicado.

Tom Sullivan, presidente de Toyota en México, dio a conocer que se espera un crecimiento en ventas de tan solo 0.4%, que representa 55 vehículos más que los comercializados durante 2016.

Por este motivo, la empresa japonesa anunció el lanzamiento de cinco nuevos modelos: la nueva versión de Prius, el Hilux con motor de diésel, las nuevas versiones de Camry y Yaris y la camioneta C-HR.

Servicio constante

Para fortalecer su presencia en México, Toyota confía en sus sistemas de financiamiento y postventa, que ofrecen atractivos a sus clientes para adquirir y mantener sus vehículos.

El Servicio a Clientes (Customer Service) tiene como objetivo el contacto constante con los compradores de forma telefónica, dando una atención personalizada y ofreciendo  soluciones a la medida. También se trabaja para lanzar campañas específicas de atención a sus clientes, de forma coordinada con la red de distribuidores.

Los encargados de este importante servicio al cliente son capacitados en el Centro de Entrenamiento Toyota (ubicado en San Luis Potosí)  para especializarse en rubros como Mantenimiento, Reparación y Maestro en Diagnóstico, por mencionar algunos.

Y complementando esta área, la certificación TSM (Toyota Customer Service Workshop Management) facilita los procesos que intervienen con el consumidor, logrando mejores ambientes, una mejor distribución de las áreas de trabajo y  pleno conocimiento de los técnicos, mecánicos y agentes.

El servicio aftermarket de esta firma fue calificado como uno de los mejores por la consultora J.D. Power, que lo ubicó entre los 11 mejores de México en su estudio Power México Sales Satisfaction Index StudySM.

Por su parte, el sistema financiero en México se maneja con Toyota Motors y la red de distribuidores. De esta manera, las necesidades de los clientes se canalizan a la parte correspondiente para garantizar la atención adecuada.