sáb. Ene 18, 2020

AMASFAC promoverá seguros al nuevo gobierno de México

Compartir

La Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC) tiene planes con el nuevo gobierno federal, y es que el organismo propondrá al gobierno de Andrés Manuel López Obrador tres ofertas de protección, que considera relevantes para avanzar en el ámbito de los seguros entre los mexicanos.

El primero busca proteger a terceros en accidentes automovilísticos, ya que el 70 por ciento de los automovilistas en México carecen de un seguro de accidentes, por lo que la AMASFAC planteará un seguro para víctimas de accidentes viales en el que se repare el daño en situaciones catastróficas.

El segundo propone un seguro para el retiro de personas mayores, algo necesario según la asociación, ante la baja expectativas de calidad vida que tienen las personas que reciben un bajo salario y que no cuentan con un programa de retiro en el esquema institucional de seguridad social.

El tercero busca regular que los trabajadores del comercio informal estén incluidos en coberturas, lo cual debe ser atendido por el nuevo gobierno. Y es que el crecimiento del comercio informal hace prevalecer los bajos salarios para los trabajadores de este sector económico, lo que provoca una disminución en su capacidad de compra, impidiéndoles acceder a cualquier tipo de seguridad.

También se impulsarán los seguros en riesgo cibernético y se incremente el uso de seguros de gastos médicos.

Entre los principales retos están: incrementar la cobertura en un entorno donde el bajo poder adquisitivo de la población frena la compra de un seguro o protección familiar.

Previo al Congreso anual de la AMASFAC, se realizó un estudio para comprender los aspectos que detienen el avance de la industria de los seguros en México y una de las consluciones fue el bajo poder adquisitivo de la población mexicana provoca que el sector se mantenga en un 1.7 por ciento del PIB nacional, situación  que impide  el avance del sector.

Sin embargo el mercado  se mantiene estable en la parte corporativa, la cual comprende el 70 por ciento del flujo de capital de los agentes de seguros.