lun. Nov 18, 2019

¿Estás listo para poner tu propio taller mécánico?

Compartir

El primer paso para emprender un taller mecánico es cambiar la mentalidad y estar dispuesto al estrés que significa ser el propietario y pensar ejecutivamente, no como empleado esperando a que alguien diga qué hacer.

Segundo paso, poner orden a una primera lista de herramientas a comprar: equipos de diagnóstico, aceites, surtido de refacciones (dependiendo de la especialización del negocio) y alquilar un local no corregirá la falta de conocimientos necesarios para operar.

“Lo primero es investigar sobre los costos fijos que debes realizar como pagar la renta, servicios y sueldos, además de buscar apoyo y asesoría con expertos en recursos humanos y trámites legales”, recomienda Alberto Quiroga, director de Proyectos de Sistemas Integrales de Capacitación y Asesoría Automotriz (SICAA).

7 cualidades de un emprendedor Toma en cuenta las habilidades que debes ejercitar para sobresalir en un escenario comercial exigente, voraz y competitivo. +Pasión Piensa qué te apasiona, algo que te aporte bienestar, te motive y haga sentir realizado. +Perseverancia Enfrenta las adversidades y no desistas en el camino, que aunque puede ser largo y complicado, te dará grandes satisfacciones. +Creatividad Se refiere a la capacidad para innovar o darle vida a algo. Ponla en práctica y desafía tus propias creencias. +Liderazgo Es la capacidad de dirigir, coordinar, orientar, motivar y controlar a los integrantes de un equipo de trabajo. +Iniciativa Quien emprende un nuevo proyecto se anticipa a las oportunidades; actúa, resuelve y toma decisiones sin necesidad de recibir instrucciones. Sé productivo y anticípate a las circunstancias. +Disciplina Consiste en el control de la fuerza de voluntad para cumplir metas, deseos y objetivos. + Audacia Ningún emprendedor le teme al riesgo ni al fracaso, aunque las condiciones sean desfavorables.

Aun cuando el negocio se aperturado en un domicilio particular, se deberá llevar a cabo el trámite para el permiso de operación de las actividades propias de un establecimiento mercantil, así como gestionar uso de suelo y hacer el papeleo para facturación hasta llegar a la constitución legal de una empresa y el registro del nombre y razón social. Aunque esto último puede esperar un poco, gracias a un programa para emprendedores que instrumentan diversos organismos federales, entre ellos el Sistema de Administración Tributaria (SAT), Nacional Financiera (NAFNSA), etcétera.

En caso contrario, el taller no podrá trabajar con compañías privadas, gobierno o clientes particulares que requieren facturar sus servicios, lo que mermaría las posibilidades de crecimiento.

Sin embargo, cada entidad tiene sus propias reglamentaciones y costos para operar, en general coinciden en: uso de suelo, licencia de funcionamiento ($1,500 pesos aproximadamente) solo en casos donde el local rebasa los 300 metros cuadrados y permisos para colocar anuncios. Cada delegación y municipio en el país tiene procesos propios y cuotas cuyas tasas también determinan las autoridades de cada localidad año con año.

Abel Domingo Chávez, vocal de la Unificación de Talleres Automotrices de Oaxaca (UTAO), explicó que abrir un negocio en esta entidad con herramientas básicas de mecánica en general como sierras de mano, brocas, llaves de diversos tipos y medidas, pinzas, taladros, entre otros, equivale a invertir cerca de $500 mil pesos.

Por su parte, los centros más equipados requieren espacios acondicionados de pavimento, barda perimetral que asegure los vehículos en resguardo, además de la compra de escáner, lavadoras de partes automotrices y elevadores, el monto puede ascender hasta los dos millones de pesos.

“Los permisos no son caros, sino burocráticos tienes que pasar por una serie de requisitos en función de la zona dónde te vas a instalar”.

Muchas ganas y poco dinero para tu taller mecánico…

Una de las limitantes al momento de emprender un negocio es la falta de capital, para ello, existen diversas opciones, desde el préstamo familiar, instituciones bancarias, empresas privadas y gobierno federal.

Afiliarte a programas como ‘Crezcamos Juntos’ contempla ventajas como el cobro a los clientes con terminales bancarias, inscripción al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y financiamiento otorgado a través de Nacional Financiera (NAFIN) y banco Santander.

El monto máximo va hasta los 300 mil pesos con un plazo para pagar de 36 meses en casos donde refiere a la operación y hasta 60 meses si es para equipamiento con una tasa fija de interés anual de 30%, exclusivo para comprar insumos; reemplazar mobiliario o invertir en adecuaciones y mejoras al local, entre otros.

Existen otras opciones bancarias como Banamex, Banorte y Bancomer, entre otras, para acceder a los recursos necesarios para la compra de equipos con trajes a la medida.

Carrocerías, un nicho por explotarse

Para el Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI), una estrategia alterna que pueden explotar los interesados en temas de carrocería y pintura es el negocio de reparaciones exprés centradas en golpes ligeros, pequeños detalles en la pintura, arreglo de vestiduras, cristales y faros, entre otros.

De acuerdo con Osiel Velázquez, director de Operaciones de CESVI México, más del 90% de los vehículos que circulan en el país tienen daños menores que ofrecen la oportunidad de emprender en este tipo de servicios.

Precisó que la reparación exprés es un modelo de negocio no explotado hasta el momento que puede ser realizado en talleres mecánicos, centros de hojalatería y personal independiente interesado en incursionar en el sector.

Detalló que contar con lo necesario para poner en funcionamiento el negocio, equivaldría a una inversión aproximada de 250 mil pesos con equipos entre los que destaca la adquisición de kits de herramientas de conformado de lámina, kit de varillaje, lijadora, pulidora, lámpara de infrarrojos, pistola de aire caliente, pistola aerográfica, despachador e hidrolavadora, así como productos de pintura, entre otros insumos.

Explicó que el retorno de dichos recursos oscila en un año y medio, aunque es necesario considerar costo- beneficio, infraestructura, servicios y gestión comercial para empezar.

A decir de Rudi Esquivel Bolaños, presidente de la Confederación Nacional de Talleres de Servicio Automotriz y Similares (CNT), ante la volatilidad de precios en el mercado y una baja producción en los centros de reparación automotriz del orden del 15 por ciento en los últimos dos años, diversos negocios tuvieron que cerrar en los primeros meses del año, derivado de una falta de estructura en el negocio y capacitación, motivo por el cual es preciso mejorar las estrategias no solo para montar un taller, sino para mantenerlo, el cual deberá ir acompañado de planes constantes de actualización y administración.

Refirió que actualmente entre las especialidades de mayor demanda destacan: mecánica en general gasolina y diésel; diagnóstico y afinaciones, seguido de laminado y pintura, segmentos que extienden la competencia entre los interesados