dom. Nov 17, 2019

La industria mexicana de autopartes resiste al dólar

La industria mexicana de autopartes resiste al dólar

Compartir

Con aumentos cercanos al 10%, técnicos automotrices vieron reflejado al cierre de 2018 un crecimiento en el costo de las refacciones que emplean en sus reparaciones debido al tipo de cambio.

“Si bien el trabajo se mantuvo estable, el sector resintió el ajuste en las autopartes que se consumen, incremento que incluso alcanzó niveles de 35% en los últimos meses de 2018”, señaló Rudi Esquivel Bolaños, presidente de la Confederación Nacional de Talleres de Servicio Automotriz y Similares (CNT).

Agregó que la estrategia de algunos negocios es mantener el precio en la mano de obra de determinados servicios de mantenimiento. Sin embargo, este movimiento tarde o temprano, se verá reflejado en el bolsillo del propietario del automóvil.

Dijo que 2019 plantea el desafío de mantener el negocio. Motivo por el cual, el organismo gozará de un apoyo que oscila entre los 15 y 20 millones de pesos, bajados de programas federales para la compra de equipo, certificaciones y capacitación administrativa para los talleres afiliados a la CNT.

Jorge Bonhe Maldonado, gerente comercial de Eurofrenos, coincidió en que el poder adquisitivo a finales de 2018 sufrió afectaciones en contraste con años anteriores.

Durante el pasado mes de junio, el tipo de cambio llegó hasta los 20.70 pesos por dólar, colocándose en el nivel histórico más alto.

“Con la escalada de aumentos, no todos los clientes pueden acceder a ciertos productos. Pensamos que el costo puede subir en los primeros meses del año entre 5 y 10%. La estrategia como comercializadora de refacciones será acercarnos con el consumidor y estar al pendiente de sus necesidades en información, abasto de producto y refacciones de calidad”, comentó Jorge Bonhe.

Cambio gradual

A decir de Daniel Molina, gerente de marca Injectech en Grupo Ciosa, firma comercializadora de refacciones, el tipo de cambio es ‘complicado’, porque invariablemente cada incremento se refleja en los bienes que consumimos. 

“Uno de los sectores más afectados es el de la venta de autopartes, porque una buena proporción de lo que importamos para vender en México está hecha en países de Asia , Norteamérica o Europa, salvo lo que se fabrica en México y Sudamérica, que se consigue en moneda nacional”, apuntó.

Dijo que en el caso de Grupo Ciosa, la compañía trata de resistir los costos para hacer un cambio gradual a fin de que el consumidor no sienta un golpe repentino en su economía.

Apuntó que la estrategia ha sido proteger las operaciones mediante la compra de seguros para mantener la estabilidad en las tasas, entonces, no importa si el dólar sube, porque el precio pactado durante la adquisición del seguro, se sostiene.

Detalló que cada peso de incremento por el dólar, genera en promedio para los importadores 5% de aumento. Motivo por el cual, pasar de 18 a 20 pesos significó alrededor de 10% más en el costo de las refacciones.

Por otra parte, proveedores de repuestos enfrentan otras afectaciones como el aumento en las materias primas, derivado del incremento en el precio del petróleo para la elaboración de productos químicos y otros insumos como envases, empaque, cartón e imprenta.

Tendencia en las autopartes

A decir de Daniel Molina, de mantener el mismo comportamiento por lo menos durante los primeros meses de 2019 el sector de refacciones, fabricantes y comercializadores no podrán sostener crecimientos en los insumos, lo cual, tendrá un efecto inmediato en el ajuste para el consumidor final.

Para Arturo Valladares, head vertical de la división Autopartes de Mercado Libre, al cierre de 2018 la compañía registró un crecimiento en la venta de autopartes de 103% contra lo alcanzado en 2017, colocándose como el segmento de mayor crecimiento en comercio electrónico.

No obstante, pese al buen comportamiento registrado, el costo de las refacciones también ha sufrido un aumento en las ventas a través de la plataforma.

“El costo natural de las refacciones se refleja desde el fabricante. Con los ajustes en el precio del dólar, los componentes se han incrementado hasta 12%. Nuestra estrategia ha sido la creación de alianzas con las marcas para procurar que ese crecimiento vaya de la mano con las adecuaciones del mercado”, señaló Arturo Valladares.

Refirió 98% de las autopartes que comercializan en línea son de proveeduría nacional, es decir, empresas establecidas en el país y 2% viene de otros destinos.