dom. Jul 21, 2019

María Alcántar: mujeres que inspiran

María Alcántar: mujeres que inspiran

A un año cinco meses de asumir la dirección general de la factoría de ElringKlinger, instalada en Toluca, Estado de México, María Alcántar ha trazado la nueva ruta para posicionar a la compañía entre las mejores en la manufactura de productos automotrices.

Ingeniero Químico Metalúrgico por la Universidad de Querétaro, Alcántar es un ejemplo de las mujeres exitosas. Como profesionista ha tenido que enfrentar y superar los retos propios de su carrera. Recuerda cómo fueron sus inicios: “Mi primer trabajo en la industria automotriz fue auditor de calidad, lo que me permitió llegar a esta posición porque lo aprendí de los mejores, de los que hacen los productos”.

Al llegar a la dirección general de ElringKlinger hizo frente al primer reto, la reestructuración de la empresa. Así, asumió el desafío de lograr la confianza de los clientes y de los inversionistas de origen alemán, pero sobretodo, el reto de obtener el compromiso de los trabajadores para sumarlos al proceso de transformación.

En los últimos dos años, y gracias a su gestión, la compañía pasó de 457 a 967 empleados. Este crecimiento se refleja en su rostro al expresar que “es un orgullo ser generadores de empleo en el país porque México nos necesita como creadores de éxito”.

Dicha expansión fue resultado de una inversión por 400 millones de pesos en maquinaria en 2018, lo que les permitió afianzar el negocio fortaleciendo las cuatro unidades de negocio de la compañía: juntas de cabeza, juntas especiales (metálicos), protectores térmicos y de calor, así como el área de plástico y hule. El grupo ElringKlinger también se está enfocando en nuevas tecnologías de transmisión, tales como celdas de combustible y baterías de iones de litio, como productos innovadores y livianos para todo tipo de vehículos.

Aportamos equilibrio

A pregunta expresa, ¿cómo fue el trayecto para alcanzar un lugar destacado en la industria automotriz?, María Alcántar afirma que es el resultado de varios años de lucha, donde las mujeres han incursionado cada vez más en diversos sectores, incluso a nivel político, lo que representa una oportunidad para las nuevas generaciones.

“Las mujeres están cada vez más presentes en otros segmentos, ya no hay límites. Aportamos equilibrio para lograr la mejora continua. Hoy, tenemos la posibilidad de incursionar en cualquier carrera”, agregó.

A decir de María Alcántar, de los 967 empleados que trabajan en Elring, 48% de la plantilla son mujeres. Esto permite mantener el equilibrio y dejar la posibilidad abierta para seguir escalando.

Trabajo en equipo

Otro de los valores clave en la reconfiguración de la compañía es el trabajo en equipo. “Las personas son fundamentales para el éxito de las empresas, y cuando los líderes nos enfocamos en nuestra gente, aportamos resultados”, apuntó.

Bajo la premisa de generar ambientes que procuren confianza y respeto, el siguiente paso en la trayectoria de María Alcántar es lograr el crecimiento, con base en que los consumidores reconozcan a la compañía por la calidad de sus productos, manufacturados por manos mexicanas con tecnología alemana.

Para mantener esta dinámica, en 2018, la firma puso en marcha su Centro de Entrenamiento en las instalaciones de Toluca. La capacitación es impartida por los mismos operadores bajo un proceso de selección donde se toma en cuenta la experiencia en las cuatro unidades de negocio y transferir, así, el conocimiento entre los mismos trabajadores.

Ejecución de valores

Apasionada de la naturaleza, María Alcántar gusta de correr como una de sus actividades más relajantes y desestresantes del día. Sin embargo, lo que más disfruta es estar con su familia compuesta por sus tres hijos y cuatro nietos (dos más en camino).

“Quiero trabajar para brindarles un futuro mejor. Estoy convencida de que la unión de los valores con la ejecución de las acciones nos llevará a crear un mejor país y, al mismo tiempo, contribuir a afianzar los principios dentro de la compañía hasta consolidar a ElringKlinger como una de las mejores empresas para trabajar”, señaló.

Apuntó que las mujeres siguen ganando terreno en diversos sectores de la vida productiva; sin embargo, aún es un reto ser reconocidas y tener acceso a las mismas oportunidades que los hombres en puestos directivos y gerenciales.

Para María Alcántar la vida no ha sido fácil, pero sí llena de grandes satisfacciones.