dom. Sep 22nd, 2019

Unión Europea, clave en desarrollo de industria automotriz mexicana

Unión Europea, clave para el desarrollo de la industria automotriz mexicana

Compartir

En la última década la industria automotriz mexicana se ha consolidado como una de las más grandes a nivel mundial; actualmente, nuestro país es el sexto productor de vehículos a nivel mundial y el quinto productor de autopartes, aunque su mercado principal es Estados Unidos, Europa figura como el segundo mercado más importante.

A casi 20 años de firmar el acuerdo comercial entre México y la Unión Europea, las armadoras del viejo continente ven en México una puerta de entrada al mercado más grande del mundo, por lo que decidieron instalarse él y con ello impulsaron el mercado de autopartes.

En 2017, la inversión proveniente de la Unión Europea fue de 8 mil 53.8 millones de dólares, lo que significó el 31.2%

Marcas como Volkswagen, Volvo, Mazda, Renault, BMW, Mercedes-Benz, Audi, Fiat, Jaguar y Land Rover se han instalado en nuestro país con gran éxito.

Actualmente, gracias a sus más de 40 acuerdos comerciales, en México se ubican grandes fabricantes y productores de autopartes americanos, asiáticos y europeos.

 

El gigante teutón

Tal vez la relación más exitosa entre el sector automotriz es la de México y Alemania. En 2017, el volumen de negocios entre Alemania y México superó los 20 mil millones de euros en total. De este número, más de 12 mil millones de euros correspondieron a las exportaciones alemanas hacia México y más de 7 mil millones de euros por las exportaciones mexicanas hacia Alemania, reveló Peter Tempel, embajador de Alemania en México.

“Creo que el comercio entre México y la Unión Europea y Alemania en particular tiene un gran potencial. En general, el monto de comercialización sigue creciendo rápidamente. Entre los años 2017 y 2018, las importaciones de México a Alemania crecieron un 5.15%; además, las exportaciones de Alemania a México crecieron a su vez un 7,76 %”, agregó.

Un ejemplo de la buena relación entre México y Alemania es la planta de Volkswagen en Puebla, misma que fue inaugurada la década de los 60 y que es la más grande después de la que tienen en Wolfburg.

En Puebla se fabricó uno de los más icónicos, representativos y famosos en nuestro país ha sido, el “Vocho”.

El Volkswagen Sedan sirvió como punta de lanza para que otras empresas fabricantes de automóviles confiarán en el país. “Hoy en día grandes empresas productoras de automóviles alemanes mantienen plantas de producción de alta modernidad y sostenibilidad”, indicó el embajador de Alemania en México.

Agregó que las compañías automovilísticas alemanas son capaces de producir vehículos de alta calidad que compiten a nivel internacional con buenas condiciones. Al mismo tiempo, traen capital a México creando empleos y manteniendo una alta responsabilidad social.

Otro aspecto que destaca el representante alemán en el país es la integración del modelo educativo alemán para capacitar al personal, no sólo de la industria automotriz sino en general. “México y Alemania enfrentan retos por la falta de personal técnico. Gracias a la introducción de modelos de formación dual, México tiene una respuesta a este desafío. Confiamos en que nuestros dos países trabajen juntos con el objetivo de mantener e incrementar la cooperación económica”, afirmó.

Cabe destacar que después de Estados Unidos y Canadá, Alemania es el tercer país donde México manda vehículos terminados, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), en 2018 se exportaron 150,438 vehículos, lo que representó un 4.4% de la producción total de vehículos. La industria automotriz alemana es una de las más fuertes a nivel mundial, en el país teutón representa el 7% de su Producto Interno Bruto (PIB) total.