mar. Abr 7, 2020

Aprueban armadoras estadounidenses políticas industriales de Trump

Compartir

En una reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, representantes de General Motors, Ford y Chrysler, acordaron trabajar con el mandatario para generar nuevas fuentes de empleo en su país.

Liderados por Mark Fields, presidente de Ford, los directivos de las empresas estadounidenses mostraron su aprobación a las políticas empresariales de automóviles de Trump en un encuentro en el que no se mencionó la postura del nuevo gobierno estadounidense con otras empresas del ramo automotriz.

Durante la reunión, el representante de Ford se mostró como un férreo defensor del lema “América Primero” que emitió el presidente durante su discurso de posesión, apoyando la decisión de retirarse del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP), considerándolo un “mal acuerdo comercial”.

Por su parte, Mary Barra, responsable de GM, dijo que el trabajo entre las armadoras logrará que se construyen más plantas de montaje y fábricas en Estados Unidos.

Tras el diálogo, el presidente Trump negó haber tenido animadversión en ningún momento contra GM, Ford y Chrysler por sus planes de invertir en otros países como México, y aseguró que muchas empresas buscarán instalarse en Estados Unidos, ya que otorgará grandes facilidades a las mismas.