Subsistencia para el mercado

Compartir

Autos importados
Como ya es costumbre, en los últimos meses de cada año, las armadoras automotrices comienzan el lanzamiento de nuevos modelos de automóviles con el propósito de alcanzar objetivos de venta, incrementar sus utilidades, y entrar al siguiente año con la perspectiva de crecer aún más.

Este 2004 ha registrado una impresionante entrada de nuevos modelos a territorio nacional, así como una ampliación, por parte de las firmas automotrices, de las diferentes versiones de sus autos, lo que amplía la oferta existente en el país. La mayoría de las compañías automotrices ha presentado al menos un nuevo producto, buscando adueñarse de un segmento específico de mercado y de ocupar el primer lugar en ventas. Sin embargo, de acuerdo a las perspectivas del sector, en un futuro no habrá espacio para más modelos importados legalmente, quizá algunos desplazarán a otros, pero no todos se venderán cómo se hubiese pensado. Variedad El nivel de importación legal de automóviles ha crecido en lo que va del año; según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) del total de ventas de autos al público 62 por ciento son importados y 38 por ciento son de producción nacional, esto a pesar de que la producción para mercado interno en septiembre registró 38.6 por ciento por ciento más que en el mismo periodo del 2003. La industria automotriz en México vive un periodo donde la apertura comercial juega un papel importante, por ejemplo: una década atrás no eran más de cinco marcas con 85 modelos, ahora son más de 30 con 300 modelos, para un total de mil 155 versiones, presentándose en el futuro cercano una saturación de modelos. Los nuevos autos que se han presentado en estos dos últimos meses, son muestra de lo anterior: BMW introdujo las series 1 y 5, además de la nueva versión convertible de MINI Cooper; Honda lanzó la Odyssey 2005; Ford mediante su marca de lujo Lincoln-Mercury, estrenará la Mariner y Montego, este último en el próximo año. Nissan anunció la llegada del subcompacto Micra; Jeep con la versión 2005 de la Grand Cherokee; Fiat no se quedó atrás y presenta también las nuevas versiones de Palio. De esta forma, la cifra antes mencionada de versiones podría alcanzar casi mil 500. Además, a partir de diciembre se iniciará la comercialización de los automóviles coreanos Ssang Yong, con cuatro modelos. Sus estimaciones son la de desplazar 40 unidades al mes, para un total de 480 autos por año. Un asiático más en territorio nacional. Reestructura del mercado Respecto al impacto que tendrá el sector de autopartes debido a la reconfiguración que está viviendo la industria automotriz, sobre todo gracias a la importación de automóviles, Benjamín Centurión, director general de Desc Automotriz, explica que la industria terminal se ha rediseñado; antes tan sólo se fabricaban en la planta de Ford Cuautitlán, estado de México, de 5 a 6 modelos, desde los más económicos hasta los de lujo y la mayor parte de la gama de camiones y pick up, todo en un lugar. Ahora la industria terminal fabrica dos o tres plataformas de manera global tanto para el consumo doméstico como para exportar. Pero el origen de los autos importados, de manera sorprendente, proviene de Argentina, Brasil y Chile, quienes cooperan con el 46.7 por ciento. De Estados Unidos importamos 31 por ciento de las unidades; de Europa, 15 por ciento, principalmente de España, Alemania, Francia, e Italia, y de países asiáticos como Japón y Corea los nuevos mini-vehículos. Centurión advierte que la gama de vehículos importados legalmente es un reto para las empresas fabricantes de autopartes, porque deben prepararse para atender dicha diversificación de mercado, la cual se ha incrementado por la entrada de nuevos modelos, que en cuatro o seis años comenzarán a demandar refacciones. Si un fabricante de autopartes nacional no es capaz de mantener ciertas líneas de productos para ese tipo de vehículos, se quedará fuera del negocio del aftermarket. Por su parte, Félix Rojas, director general del [email protected], considera que el parque vehicular en la República Mexicana, vive una recomposición y reestructuración, debido a que en los últimos años los autos importados han incrementado su participación 3.4 por ciento, a partir de los diferentes acuerdos firmados, principalmente el TLCAN. A partir de la década de los 90 los automóviles importados han mostrado una tendencia de alza, ejemplo de ello es la demanda de refacciones automotrices que piden 1.4 millones de este tipo de autos, casi la mitad de los nacionales que es de 3.2 millones. Más información en Alianza Automotriz 308 noviembre de 2004

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir