Da click aquí y entra a nuestro kiosko de revistas

BMW Group y Boeing trabajarán en conjunto

Compartir

Tanto BMW Group como Boeing son pioneros en el uso de fibra de carbono para sus productos. Con el lanzamiento del BMW i3 a finales de 2013, seguido por el BMW i8, el Grupo presentará por primera vez dos vehículos que cuentan con un habitáculo fabricado con carbono. Además, el modelo 787 Dreamliner de Boeing está compuesto por el material en un 50 por ciento, así que el reciclaje de este componente resulta fundamental para ambas empresas.

“Boeing cuenta con muchos años de vasta experiencia en utilizar este elemento para la aviación, mientras que BMW Group ha obtenido una importante ventaja competitiva con el uso de métodos especiales de fabricación para la producción en serie de partes hechas con fibra de carbono. A través de esta alianza, podemos fusionar los conocimientos de nuestras industrias en el campo de las soluciones de productos sustentables”, dijo Herbert Diess, miembro del Consejo de BMW AG para el Desarrollo.

“Este acuerdo es un paso muy importante hacia el desarrollo del uso de fibra de carbono”, manifestó Larry Schneider, vicepresidente de Desarrollo de Productos de Boeing Commercial Airplanes. “Es primordial contar con planes de reciclaje para nuestros productos. Queremos buscar maneras de recuperar y reutilizar estos materiales para fabricar nuevas alternativas. Estamos seguros que nuestro trabajo con BMW Group nos ayudará a alcanzar dicha meta”.

Christine Gregoire, gobernadora del Estado de Washington, desempeñó un papel clave en asegurar la ubicación para la planta de BMW en Moses Lake al igual que en promover la sociedad entre Boeing y el Grupo.

“Esta asociación entre dos grandes jugadores globales y líderes de la industria representa una victoria para nuestro estado”, dijo Gregoire. “Ayudará al Estado de Washington a seguir desarrollando nuestras capacidades y posicionamiento en la tecnología revolucionaria de la fibra de carbono.”

Como parte del acuerdo, Boeing y BMW Group compartirán la realización de simulaciones del proceso de fabricación de fibra de carbono e intercambiarán ideas para la automatización de la producción. Este es un acuerdo de colaboración sin antecedentes en la historia de las dos empresas.

Junto con SGL Group y como parte de la empresa conjunta llamada SGL Automotive Carbon Fibers LLC, BMW Group ha construido una nueva planta en Lake Moses, Washington (EE.UU.) que cuenta con lo mejor de la tecnología para la fabricación del material. La planta es un importante componente en la estrategia de ambas empresas para automatizar la elaboración de plásticos ultraligeros reforzados para su uso en la industria automotriz. Las fibras de carbono producidas en Moses Lake serán para uso exclusivo del BMW i3 y el BMW i8.

En las instalaciones de Wackersdorf se transforman las fibras de carbono en telas que serán procesadas en la planta de Landshut para fabricar componentes ligeros “CFRP” para el BMW i3, que posteriormente son ensamblados en la planta de BMW en Leipzig.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Reparación exprés. Reduce el tiempo en el taller y aumenta el flujo de efectivo
Subir