BMW M5 encuentra la combinación entre confort y deportividad

BMW M5 contará con dos versiones y diferentes configuraciones que combinarán herramientas de asistencia.

M5 Competition será la versión equipada del vehículo de BMW.

El motor V8 del BMW M5 Competition genera 625 caballos de fuerza. Foto: BMW

Compartir

Los nuevos BMW M5 y BMW M5 Competition quieren combinar, según la marca, el uso de un vehículo empresarial con la dinámica de un deportivo de alto desempeño.  Acá te decimos los detalles del nuevo modelo.

Diseño

En cuestiones de apariencia, la parrilla de riñón fue actualizada, tiene entradas de aire más grandes en ambos lados y entrada central en hexágono,  tubos de luz en forma de L que se extienden hacia la parrilla y la opción de incluir luces BMW Individual Shadowline, que dotan un acento oscuro a los faros LED.

Para la versión Competition, destacarán los detalles en color negro, los nuevos acabados de pintura en que se puede adquirir son: “Brands Hatch Grey y Motegi Red metálico, así como el Tanzanite Blue II metálico, Aventurine Red II metálico y Frozen Bluestone metálico mate de BMW Individual. El tono metálico Champagne Quartz que se ofreció anteriormente ha pasado a llamarse Alvit Grey metálico”.

Tecnología

Por dentro, habrá una pantalla central de 12.3″ para vigilar las funciones del coche. Asimismo, los modos de conducción Road y Sport permitirán tener los sistemas de asistencia al conductor completamente activados, o bien, sólo con alertas de velocidad, respectivamente. Sin embargo, puedes realizar tu propia configuración.

Pero eso no lo es todo, ya que M5 Competition esconde un modo más: Track, el cual desactiva todas las configuraciones de seguridad y confort para que el conductor se concentre en la carretera. Esto genera que el audio se silencie y la pantalla central se apaguen.

Su máquina imponente

Su motor V8 está preparado para generar una potencia de 600 caballos de fuerza y 625, en la versión normal y la Competition, respectivamente.

El par máximo es de 750 Nm, aunque cabe mencionar que las características varían según la configuración. BMW M5 acelera de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos, y tiene capacidad de alcanzar los 200 km/h en cuestión de 11.1 segundos; la versión Competition demora 3.3 segundos y 10.8, respectivamente.