sáb. Jul 4, 2020

El nuevo escenario de la reparación automotriz

La reparación automotriz en todo el país está cambiando y ahora debe cumplir con las nuevas reglas

Talleres mecánicos tienen que invertir

Además de la inversión en el taller, las refacciones están subiendo de precio

Compartir

Hasta hace algunos meses, propietarios de talleres y técnicos automotrices estaban preocupados por tener que reparar un auto eléctrico o híbrido, un negocio que apenas alcanza el 0.5% del total de las ventas de automóviles nuevos en el país, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Pero hoy el sector se topa con un nuevo escenario, estar a salvo de algún contagio por COVID-19 y resistir a la crisis económica. Por ello, el futuro más inmediato que tienen los talleres es apegarse a la “nueva normalidad” y mantener sus operaciones, en donde las exigencias de los clientes también se han transformado.

Recientemente la consultora J.D. Power presentó su estudio Confianza del Consumidor Automotriz en México (CCAM) durante la contingencia sanitaria, el cual revela que casi el 40% de los encuestados considera que la economía familiar irá peor, 28% que seguirá igual y 10% que irá mejor, el resto, dijo no saber.

Bajo ese panorama, los consumidores aseguraron que esperan contar con buenos precios, promociones y descuentos, calidad en el servicio y seguir en todo momento las recomendaciones de higiene.

A decir de Tarek Israel Sandoval, director comercial de Rectificaciones Sasan, negocio dedicado a la reparación y reconstrucción de motores, a raíz del confinamiento cambió la manera de trabajar en el taller.

“Hubo semanas muy complicadas donde decidimos cerrar, el mercado está contraído y dudo mucho que habrá un crecimiento en lo que resta del año, el reto es mantenernos para cumplir con los proyectos que ya estaban”, comentó.

Explicó que para cumplir con los protocolos y reducir el riesgo de contagio, la empresa disminuyó el horario de trabajo, a la par, sanitizan las instalaciones y los técnicos que aquí laboran deben portar en todo momento cubrebocas, además de utilizar gel antibacterial en cada
estación de servicio.

Costos

De la mano con el costo que representa para los propietarios equipar sus negocios con medidas de protección, existe un segundo indicador que impactará en los siguientes meses, la inestabilidad en el precio del dólar y el aumento del precio en las refacciones importadas.

Para Rudi Esquivel Bolaños, presidente de la Confederación Nacional de Talleres de Servicio Automotriz y Similares (CNT), componentes como lubricantes y bujías ya presentan incrementos de entre 10 y 30%, por lo que los negocios tendrán que ajustarse y recalibrar los costos de mantenimiento vehicular.

Señaló que, derivado de la emergencia sanitaria, el trabajo en los talleres registró una caída en el servicio al cliente de hasta 80%; las zonas más afectadas fueron el norte y sureste del país.

“Es muy complicado hablar de cambios, porque debe existir el contacto entre el dueño del vehículo y el jefe de taller para conocer las fallas en su unidad, si bien, ya teníamos aplicaciones para buscar talleres y conocer otros datos, el tema del contacto no puede reemplazarse”, finalizó.

Este reportaje aparece en la edición de junio de Alianza Automotriz