vie. May 29, 2020

El “turbo” de los coches eléctricos

Aeristech se encargó de diseñar una suerte de “turbo” que potencia las capacidades de un motor eléctrico

Aeristech diseñó un sistema de "turbo" para coches eléctricos

La empresa inglesa se encuentra aún en fases de prueba

Compartir

El turbo siempre ha sido un plus en un automóvil, y es que potencia las capacidades de los ya enormes motores, o recientemente, de pequeños motores con la finalidad de aprovechar la tecnología y reducir las emisiones contaminantes.

Y es que los turbocargadores se encargan de aprovechar el aire que saldrá del motor y la conecta hacia las cámaras de compresión para tener más aire, esta mismo permite que el oxígeno del motor sea más denso y se pueda quemar combustible de forma más rápida.

¿Cómo sería el turbo de los eléctricos?

La empresa inglesa, Aeristech, se ha encargado de crear un propulsor eléctrico encargado de potenciar motores eléctricos con una mayor entrada de aire.

La energía que liberan los motores eléctricos provoca altas temperaturas, pero el sistema de la inglesa le permite al e-booster emitir menor cantidad de calor sin perder potencia.

Normalmente, las revoluciones del motor interno y la cantidad de torque generada están controladas por un mismo módulo, situación que el sistema de Aeristech reconfigura, de modo que se pueda trabajar en el enfriamiento a la par de mantener la fuerza en el motor.

¿Solución a los problemas ambientales?

Si se llegaran a estandarizar automóviles eléctricos con este tipo de tecnologías, su potencia sería equiparable a la de motores comunes de 1.5 L, y se podrían reducir significativamente los problemas medioambientales en el mundo.

La circunstancia, naturalmente, vislumbra más complicada en un país como México, con poca infraestructura para autos híbridos y eléctricos emanada del mismo precio que estos tienen, poco accesibles para la mayoría de los consumidores.