jue. Jul 9, 2020

Guanajuato quiere armar los coches eléctricos de Tesla

Ante la advertencia de Elon Musk de mudar a Tesla de California, el gobernador de Guanajuato lo invita a dar un vistazo a México

Gobernador de Guanajuato invitó a Tesla a mudarse a Guanajuato.

En 2016, Diego Sinuhé Rodríguez, gobernador de Guanajuato, conoció las instalaciones de Tesla.

Compartir

Es completamente público el descontento que Elon Musk, director de la marca de coches eléctricos Tesla, tiene con las autoridades del estado de California, y en México no pasó desapercibido el asunto.

Y es que el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, aprovechó un tuit del sudafricano para invitarlo a conocer un poco sobre Guanajuato y su actividad industrial.

“Elon Musk, debería echar un vistazo a Guanajuato, somos la industria automotriz más dinámica en Latinoamérica con 7 plantas de ensamblaje operando en nuestra tierra”, invita el ejecutivo.

Asimismo, lanzó una propuesta: “Estaría encantado de recibir a su equipo aquí para hablar un plan de negocios para Tesla. Saludos cordiales, Gobernador de Guanajuato, México“.

El descontento de Tesla

Después de no permitirle a la armadora reiniciar operaciones en su única planta en los Estados Unidos, Musk tuiteó: “Tesla está presentando una demanda contra el condado de Alameda de inmediato. El ‘Oficial de salud interino’ no elegido e ignorante de Alameda está actuando en contra del Gobernador, el Presidente, nuestras libertades constitucionales y ¡simplemente sentido común!“.

Asimismo, Tesla busca nueva “casa”, y así lo anunció Musk, teniendo a Texas y a Nevada como posibles cedes: “Francamente, esta es la gota que colma el vaso. Tesla ahora trasladará su sede y futuros programas a Texas / Nevada de inmediato. Si incluso conservamos la actividad de fabricación de Fremont, dependerá de cómo se trate a Tesla en el futuro. Tesla es el último fabricante de automóviles que queda en California“.

Después de esto, Musk presentó una demanda ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Francisco contra el estado de Alameda.