jue. Abr 2, 2020

Mario Salomón. Seguridad al servicio de la industria

Dedicación es la palabra que lo describe cuando se trata de romper paradigmas y trabajar para un sector de gran relevancia, como es el de la seguridad privada

Compartir

El primer acercamiento que tuvo con Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI) fue cuando trabajaba para Procter & Gamble, en situaciones muy diferentes y bajo otro contexto.

Su desarrollo profesional, lo llevó años después a relacionarse con la industria automotriz en Grupo Zapata, hasta que recibió la invitación para unirse a Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, como Country Manager, empresa por la que ha crecido su admiración y dedicación.

“Nuestro afán es tener todo lo necesario para abatir la delincuencia. Para nosotros, esa responsabilidad es parte de la clave del negocio”, asegura.

Explica que, sin importar el giro, cualquier empresa debe pensar en la protección de sus instalaciones, así como de sus directivos, y prevenir el “robo hormiga”.

Bajo ese compromiso, el proceso de selección del personal que busca colaborar para Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial es sumamente riguroso, ya que el elemento humano forma parte importante de la ecuación.

“Uno de cada 10 interesados logra pasar los 21 filtros que tenemos y en otros casos, es uno de 20. La respuesta es porque no sólo damos un servicio, sino que protegemos vidas y patrimonios, que es lo más importante que una persona pueda tener”, afirma.

Adicional, en 2018, Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial invirtió tres millones de dólares en la creación de un Centro Nacional de Monitoreo C5, instalado en la alcaldía Azcapotzalco de la Ciudad de México, el cual está destinado a llevar el control y monitoreo adecuado de clientes.

MAYOR PROTECCIÓN Y SEGURIDAD

Desde hace algunos años, la firma va ganando presencia en el segmento automotriz, industria que atiende con custodia para el traslado de vehículos y de autopartes, ya sea vía ferrocarril o por autotransporte de carga, con miras a llegar a refaccionarias y talleres independientes a fin de que protejan sus instalaciones.

No obstante, afirma que, derivado del incremento en el robo al autotransporte, la demanda de solicitudes de servicio para Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial se ha incrementado en 30% en el último año.

Por este motivo, dice que actuar en la prevención equivale al 85% de resultados satisfactorios. “estamos muy preparados para la reacción, nuestro personal está altamente capacitado, además de contar con elementos armados que reciben un excelente entrenamiento, comenzando desde la configuración mental”.

Reitera que la seguridad debe formar parte del plan estratégico de negocios, pero no es un problema exclusivo de México, situación que los obliga a profesionalizar sus servicios y ser muy cautelosos al momento de sumar un nuevo cliente.

Apunta que parte del impacto que tiene la falta de seguridad sobre la economía y la sociedad es más alta, “el costo significativo de un tren parado por algún asalto es más grave, porque ese tren puede detener a 10 que vienen atrás”.

“Para las empresas que trabajan bajo el concepto just in time, el costo de no llegar con las refacciones a tiempo, es más alto que el robo como tal, porque implica no cumplirle al cliente”, añade.

COMPETENCIA

Ante la oferta y la demanda que crea la inseguridad en el país, diversas empresas se han dado a la tarea de subirse al tren de la competencia, generando en algunas ocasiones falta de competitividad, al existir proveedores que nacen y mueren de un día para otro.

Mario Salomón estima que en nuestro país existen más de ocho mil empresas “patito” que no cuentan con la experiencia, ni la infraestructura para operar, lo que se convierte en un riesgo para quien tiene un uniforme.

Para marcar la diferencia entre la competencia, Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial cuenta con ISO 9001 y permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional para el uso de armas, así como de la Comisión Nacional de Seguridad.

El siguiente paso en la trayectoria de Mario Salomón es ir más allá del nivel de calidad que ofrece la firma a sus clientes, exigencia que requiere desarrollar mejores alternativas y pensar en tecnología.