mar. Jul 7, 2020

Mayoría de armadoras mexicanas no cumplen nuevas reglas del T-MEC

Armadoras de México tendrán que negociar reglas temporales del T-MEC en lo que se ponen al corriente c

Las reglas de origen que entran en vigor el 1 de julio contemplan un contenido para cada auto del 62.5% en un inicio

Compartir

La mayoría de las plantas armadoras de autos instaladas en México tendrán que negociar con Estados Unidos acuerdos denominados “regímenes especiales de transición”, con la finalidad de tener temporalmente reglas de contenido regional más flexibles que las que se estipulan en el nuevo tratado comercial, denominado T-MEC.

Esto de acuerdo con Eduardo Solís, miembro del consejo directivo de Concamin y expresidente de la AMIA, quien recordó que el tratado entra en vigor el primero de julio.

“Habrá alguna armadora que pueda estar lista, que hizo sus cuentas que ya vio que sí cumple, pero una gran mayoría tendrá que acogerse a esto que se publicó a finales de abril en Estados Unidos y a principio de mayo en México, que son los regímenes especiales de transición”, dijo Solís.

Cabe recordar que las reglas de origen que entran en vigor el 1 de julio contemplan un contenido para cada auto del 62.5% y se irán escalonando hasta llegar a un 75% en tres años.

Solís explica que quienes no cumplan con estas reglas más estrictas tienen la opción de pagar el 2.5% de arancel de forma temporal mientras ajustan su producción, o bien, sentarse a negociar con el país importador con un plan de cumplimiento, donde se estipula el tiempo en el que la empresa cumplirá y el monto de sus inversiones para lograrlo.

“Eso me preocupa porque el que tiene el sartén por el mango y quien aprueba ese régimen temporal de transición es en este caso para las armadoras mexicanas es el USTR (representante de comercio de Estados Unidos”, dijo.

Cabe recordar el alrededor del 80% delos autos que se producen en las plantas de México se exportan hacia Estados Unidos.

Emiten reglas del T-MEC

El 3 de junio, el gobierno federal dio a conocer los reglamentos uniformes con que operará el tratado que involucra comercialmente a México, Estados Unidos y Canadá.

Además del valor de contenido regional del que ya hablaba Solís, se especifica que se las compras corporativas de aluminio y acero deberán ser, como mínimo, del 70% dentro de la región por parte de la armadora.

Asimismo, se buscan salarios competitivos, que por hora paguen 20.88 dólares por hora, o bien, 294.22 pesos mexicanos.

En este tenor, el valor contenido laboral debe ser de 30%. Se consideran periodos desde el 1 de julio, cuando entrará en vigor, hasta el 30 de junio para intervalos de crecimiento. Así, pues, se espera que para 2021 sea -el valor de contenido laboral- de 33%; en 2022 de 36%; y a partir de 2023 sea del 40%.