Alianza Automotriz: 35 años de ejercer el periodismo especializado en México.

Nissan: el origen de una poderosa historia de manufactura en México

Compartir

Nissan es una de las empresas con mayor tradición en México.  Desde su establecimiento en 1959 como comercializadora de vehículos de la marca Datsun, marcó su historia para convertirse en una de las armadoras más importantes de nuestro país.

La aceptación y excelente recibimiento por parte de los clientes mexicanos a los vehículos de la marca Datsun, hizo que la compañía pusiera los ojos en el país, analizando el gran potencial que este mercado podría representar para Nissan, derivado también de su excelente ubicación geográfica y la cercanía con Estados Unidos, el más amplio mercado automotriz.

En 1965 el entonces embajador de Japón en México y miembros del gobierno estatal y federal celebraron la colocación de la primera piedra de la planta CIVAC en Morelos que daría inicio a la construcción de la primera planta de Nissan fuera de Japón.

La inauguración de planta CIVAC tuvo lugar en un periodo de expansión de Nissan a nivel global, que se extendió por las décadas de los 50 y 60. Además de este complejo, la armadora japonesa inició producción de algunos modelos en Yolon Motor Co., Ltd, en Taiwan y posteriormente construyó las plantas de Oppama y Zama en Japón.

El 12 de mayo de 1966 Nissan Mexicana celebró el inicio de operaciones de su primer centro de manufactura: planta CIVAC, la cual se convirtió en pieza clave en la estrategia de globalización de la corporación.

Este complejo de manufactura se extiende en una superficie de más de 400,000 m2, equivalente a 56 campos de futbol. En un inicio se empleó a 740 personas, cifra que en estos 50 años se ha multiplicado 7.1 veces a un total de 5,183 personas que laboran en la actualidad.

En aquel entonces, la industria de manufactura automotriz en México era dominada por armadoras estadounidenses. La llegada de Nissan, una compañía japonesa, vino a revolucionar la industria y a establecer nuevos parámetros de calidad, eficiencia, durabilidad e innovación, convirtiéndose rápidamente en los vehículos favoritos del mercado mexicano.

El arranque de planta CIVAC fortaleció los cimientos de la joven filial Nissan Mexicana. En su inicio, la planta estaba constituida únicamente por una línea de producción de vehículos de pasajeros que comprendía las zonas de carrocería, pintura, ensamble, vestiduras y grupos mecánicos, con una capacidad de producción de 70 unidades al día.

Al respecto, Armando Ávila, vicepresidente de manufactura de Nissan Mexicana, comentó: “Con el establecimiento de Planta CIVAC dio inicio nuestro firme compromiso de producir vehículos con los más altos niveles de calidad, construyendo una historia de innovación y mejora continua sin interrupción por casi 50 años, creando vehículos que se han vuelto icónicos para la industria automotriz y que siguen en la memoria de millones de mexicanos”.

Ávila confirmó que Nissan Mexicana se encuentra lista para producir en este año fiscal 2015 (que comprende de abril de 2015 a marzo de 2016) más de 820 mil vehículos en el país, alcanzando una cifra sin precedente en la industria nacional.

Los vehículos actualmente producidos en Planta CIVAC incluyen la recientemente lanzada NP300 Frontier, NP300, Tsuru, Versa, Tiida Sedán, NV200 y NV200 Taxi. La producción de estos vehículos se destina a los mercados de Norteamérica y Latinoamérica, incluyendo Estados Unidos, Canadá y México, así como de los países del Golfo, como Irak y Emiratos Árabes Unidos.

Foto 3

 

Foto_4

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Cero contacto de Goodyear, ayudará a cuidar empleados
Goodyear: cuida a su personal y capacita distribuidores
Subir