Da click aquí y entra a nuestro kiosko de revistas

Oración del Mecánico

Compartir

He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar de uno de bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte.

Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.

Eclesiastés 5: 18 y 19.

Gracias porque bendices cada uno de nuestros empleos y nos ayudas a salir adelante. Gracias Jesús porque nos permites llevar comida y sustento a cada uno de nuestros hogares.

Ayúdame ¡Oh Señor!

Con los tornillos oxidados que no quieren aflojar,

Con motores pegados que marcha no quieren dar,

Con trabajos “facilitos” que el cliente puede hacer,

Y resultan más difíciles que luchar con Lucifer.

Con reclamos en lunes y autos de alquiler,

Con cuentas de reparaciones atrasadas que yo tengo que pagar,

Con carros sin lavar que por debajo tengo que arreglar,

Con piezas de autos antiguos que ni en el hueso puedo hallar,

Con piezas e información de autos nuevos que ni en internet puedo localizar.

Dame fortaleza ¡Oh Jesús!

Por esos tornillos con aprietes que en ningún manual puedo encontrar, y no hay herramientas que los hagan aflojar,

Con resortes de válvulas quebradas que hacen mi trabajo complicar.

Porque puestas a tiempo son difíciles de encontrar,

Con carros fuera del taller que hay que echar a andar,

Y con otros abandonados en el taller que todos los días tengo que mover.

Con tornillos y tuercas escondidas que me hacen piezas quebrar, que luego tengo que pagar.

Gracias te doy por tantos trabajos bien pagados y otros más que he hecho gratis para poderte complacer, como el perdón de mis pecados que me ayudaste a yo tener.

Dame inspiración y sabiduría espíritu santo

Con manuales en inglés que no puedo entender,

Con clientes que creen todo saber para poderlos entender,

Con interruptores eléctricos que no se pueden alcanzar,

Y cortos circuitos que no se pueden localizar.

Pero más que todo, ¡Oh Señor!

Reconozco en ti Jesús a mi único salvador,

Quien me da fortaleza para atender este trabajo que me da el sustento para cada día comer.

Amén.

Texto publicado por DC Gaskets.

Comments are closed.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
ClautEdomex busca impulsar la recuperación de la industria automotriz
ClautEdomex busca impulsar la recuperación de la industria automotriz
Subir