Robótica, potencial en soldadura

Compartir

Destacan nuevas técnicas para la industria automotriz, entre ellas la automatización de equipos, lo cual pone en jaque a una parte de la mano de obra en las firmas terminales de vehículos. Ante las nuevas tecnologías que requiere la industria automotriz, el mercado de la soldadura crece en desarrollo e innovación, ya que el uso del software, la robótica y otros sistemas, hoy en día son un pilar fundamental para continuar en la competencia mundial.

De hecho, entre las novedades de esta industria se encuentran equipos de inclinación/doblado, soldadura por resistencia y láser, electrónica, robótica, controles, corte de plasma y mediante láser, equipo de prueba o control de calidad y soldadura en general, categorías en las que la industria automotriz tiene un amplio escenario de crecimiento, afirmó Saúl Morales González, asesor de la firma Soldaduras y Superaleaciones.

Destacó que actualmente el mercado va en boga, y hay mucho que explotar en sistemas de automatización; aunque reconoció lo “difícil que es entrar a las grandes industrias”.

Expresó que las nuevas técnicas empleadas en el sector automotor como son los equipos robotizados y brazos robot, están desplazando a la mano de obra en las grandes ensambladoras.

Como ejemplo, señaló,  General Motor, Nissan y Volkswagen, adquieren a Soldaduras y Superaleaciones máquinas Miller y Termal Arc, que son fuentes de poder para soldar con técnica MIG (se produce un arco eléctrico entre el electrodo y las piezas a unir, que proporciona el calor necesario para fundir los metales).

Otra de las técnicas más utilizadas a decir de José Luis Bermúdez Amieva, gerente de productos de equipos ESAB México, es la soldadura con microalambre, la más utilizada para la producción automotriz, y el microalambre sin cobre.

El directivo de la empresa de origen sueco, explicó que los robots adaptables  al contorno de las partes y trabajan de manera automática por largos periodos de tiempo, permiten dar soluciones específicas y ofrecer menores costos y tiempos, lo que en conjunto está marcando “las nuevas tendencias de la industria automotriz”.

Áreas de oportunidad

Por su parte, Sócrates Molina León, ingeniero de diseño en electrónica y Víctor López, asesor técnico de Soldadura de INFRA, compañía  dedicada  a la metalurgia, indicaron que el mercado automotor es altamente  competido, con muchas áreas de oportunidad principalmente  para las pequeñas y medianas empresas dedicadas a la soldadura, debido a su falta de desarrollo tecnológico.

El asesor técnico de INFRA,  agregó que “pocas empresas tienen sus procesos de soldadura al 100 por ciento, eficientes y actualizados, muchas trabajan con sistemas de hace tres décadas, lo que hace un mercado potencial”.

Para esta empresa, los procesos nuevos son el plasma de soldadura, la soldadura MIG, micro alambre pulsado, así como una serie de mezclas especiales en la materia.

Asimismo, Ricardo Ojeda, gerente de ingeniería de Servicio de Lincoln Electric Mexicana, su incursión con soldadura en el mercado automotriz ha sido básicamente para mejorar los procesos mediante máquinas que cuentan con la tecnología digital, las cuales monitorea los procesos, además de diferentes controles de onda para soldadura de los diferentes metales.

También, la empresa cuenta con sistemas específicos para soldar con metal galvanizado y procesos que calculan los consumos de soldadura y gas, y los tiempos de producción.

Explicó que BMW solda con el sistema STT el C-Post del X5, incluyendo las luces traseras y los marcos del  parabrisas sin distorsión, salpicaduras o quemaduras, lo que ha mejorado la calidad en sus productos.

Para Abraham Domínguez, gerente técnico de British Federal México, firma que ofrece asistencia técnica en todos los pasos de soldadura, las nuevas formas utilizadas en el rubro  y  convenientes para los aceros que utilizan las ensambladoras son los sistemas de media frecuencia, que son equipos de soldadura con corriente directa, haciendo más estable y fácil el control de los procesos.

El futuro

“El futuro de la soldadura tendrá que dar respuesta a las necesidades específicas para la producción de cada empresa”, sentenció el directivo de BF, que trabaja para Chrysler, Nissan y General Motors, además de fabricantes de subensambles, y cuyo mercado automotriz es el 100 por ciento de su cartera de clientes.

De igual forma, afirmó, el mercado tiene grandes expectativas ya que no sólo las empresas proveedoras de maquinaria para soldar son las beneficiarias del campo que ofrece la industria de los autos, sino también todas las que colaboran con productos emanados de las grandes ensambladoras y sus proveedores.

En este sentido, Daniel Franco Hernández, soporte técnico de ILOG, empresa dedicada a vender equipo para el control de calidad en soldadura, señaló que “la calidad en la industria automotriz, desde la soldadura y todo el armado de los autos y cada uno de los componentes de los vehículos, es básica, pues las normas y estándares se van imponiendo día a día, lo  cual es fundamental en el mercado global”.