China no para y Xapeng Motors abre planta de coches eléctricos

La armadora china, Xapeng Motors, abre su primer fábrica para autos con cinco talleres y albergará a 600 empleados y 264 robots

Xapeng motors abre fábrica con más de 250 robots y 600 empleados para producir autos eléctricos.

La planta ocupará espacio por dos millones de metros cuadrados

Compartir

Los chinos continúan a la alza en sus actividades automotrices, y prueba de ello es la planta de Xapeng Motors, una startup que, con menos de dos años de haber iniciado, ya abrió su planta de automóviles inteligentes en Zhaoqing, China, donde casi una tercera parte del “personal” son robots.

Lo más llamativo es que contarán con su propio taller de producción de paquetes de baterías para coches eléctricos.

Los nada despreciables dos millones de metros cuadrados en donde se encuentra la planta, cuentan con cinco talleres: estampado, soldadura, pintura, ensamblaje final y producción de paquetes de baterías para coches eléctricos. En estas áreas se concentrarán a 600 empleados y 264 robots inteligentes.

Los talleres de trabajo

En cuanto al taller de estampado, será íntegramente automatizado, y estará conformado por placas de acero con peso de 6 mil 600 toneladas entregará 12 piezas por minuto y tendrá margen de error de 0.1 mm.

Para el taller de soldadura, habrá 210 robots, cuyas funciones serán: pegado, soldadura y remachado de placas de aluminio y hasta la fabricación de carrocerías híbridas de acero y aluminio. El sistema de pegado visual avanzado, por su lado, tendrá una precisión de pegado de 0.5 mm.

El taller de pintura contará con un tratamiento preliminar, consiste en una capa muy fina de pintura a través de electroforesis, que es una técnica de separación de moléculas. La armadora afirma que este proceso reduce la descarga de aguas residuales, el rendimiento de escoria se reduce en 94%, el consumo se energía se reduce en 25% y se eliminan las emisiones contaminantes en metales pesados.

En el taller de montaje, un sistema automático de suministro y distribución de materiales de tipo sistemas inteligentes de transporte (AGV, por sus siglas en inglés) se encarga de ensamblar todos los componentes de los automóviles.

En el taller de baterías también hay presencia de las AGV, combina sistemas visuales de alta precisión y robots que ejecutan operaciones inteligentes. Realizan 198 pruebas fuera de línea y 89 pruebas de rendimiento de batería para cada paquete de baterías.