sáb. Jul 4, 2020

China subsidia compra de automóviles en efectivo

El gigante asiático busca soluciones para incentivar la venta de autos y con ello su industria, ¿México qué hará al respecto?

China subsidia compra de coches con hasta mil 400 dólares en efectivo.

Hasta el 95% de la actividad del sector en China ya está funcionando.

Compartir

China, al ser el país donde “estalló” el problema de coronavirus (COVID-19), fue también el lugar donde primero se levantaron y ya pueden presumir un regreso casi total a sus actividades manufactureras y económicas en general.

Y no es para menos, tras la repuesta ejemplar que dieron a la sorpresa, como lo fue la construcción de un hospital en tan sólo 10 días; y otras como el cierre de ciudades completas, una acción que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, ya afirmó que no se realizaría en la Ciudad de México, localidad con mayor cantidad de contagios en el país.

Ejemplar, igualmente, es la medida del gobierno chino, mismo que está otorgando subsidios de hasta mil 400 dólares en efectivo a las personas que adquieran un automóvil.

Nada extraño, considerando que los ingresos por la actividad de la industria automotriz representan cerca del 10% de lo producido por su industria manufactura. Para ellos, pues, es esencial reactivar el sector a la brevedad, y más si hasta el 95% de plantas y concesionarias, incluyendo las localizadas en Wuhan, “cuna” del COVID-19, ya están abiertas.

Asimismo, tienen en marcha un programa de incentivos fiscales para las personas que adquieran automóviles híbridos y eléctricos, mismos que se habían retirado tras la consolidación de estos vehículos en el gigante asiático; pero que hoy se ve como algo necesario. En Guanajuato, por ejemplo, se aprobó algo similar el año pasado, pero todavía no hay claridad jurídica.

Y es que la gente en China, como seguramente ocurrirá en el resto del mundo más tarde, considera esencial tener un auto donde moverse ante la presencia del virus, puesto que medios como transporte público y taxis son de uso común, y se puede recaer en un riesgo de contagio.

¿Ejemplar… también para México?

Cabe señalar que se requieren soluciones diferentes para lugares diferentes. A pesar de ser la misma crisis en todo el mundo, cada país presentará necesidades distintas, dependiendo de muchos factores, como la economía o las situaciones políticas.

Sin embargo, si algo comparten China y México es la importancia de su sector automotriz para sus respectivas economías. Hasta terminar con el confinamiento en nuestro país, no sabremos cuál será la reacción; pero, sin lugar a dudas, si el gobierno incentivara la compra de automóviles, los mexicanos -a quienes tanto gustan los automóviles- responderían, y más al concebirse vulnerables a contagios.