Da click aquí y entra a nuestro kiosko de revistas

Claudia Márquez. En búsqueda de la excelencia

Pasión, aprendizaje y respeto son los valores que definen a la CEO y presidente de Hyundai Motor México

Compartir

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”, esa frase del pensador chino Confucio podría aplicarse a Claudia Márquez, CEO de Hyundai Motor México, quien con más de 25 años en el sector automotriz se siente “como pez en el agua”.

Precisamente la pasión es una parte muy importante de su carrera profesional. “Compitiendo en aquello que nos apasiona, nos provoca dejar todo nuestro corazón en el entrenamiento diario con grandes resultados”, aseguró.

Puerta germana

Su acercamiento al sector fue fortuito, pues buscó un trabajo donde poner en práctica su conocimiento del idioma y cultura alemana, así ingresó a BASF donde colaboró tres años hasta que BMW llegó al país, “buscaban personal con diferentes perfiles, pero que idealmente tuviera conocimiento del idioma alemán. Ese fue el diferenciador y así fue como inició mi carrera en la industria automotriz”.

Este fue el comienzo de un exitoso camino, “construí mi carrera a través de varias posiciones de liderazgo para diferentes marcas, primero en el Grupo BMW y después trabajé para Nissan Motor Corporation. Mi última posición antes de entrar a Hyundai Motor Company fue la de vicepresidente de Ventas y Operaciones en Nissan de Norteamérica, donde fui responsable de ventas, distribución, flotillas, autos seminuevos certificados y remarketing para el mercado de Estados Unidos”, rememoró.

Este cúmulo de experiencias le dejaron varias enseñanzas, mismas que ahora son parte de su vida cotidiana. “Ser adaptable, conocer, entender, admirar, respetar las diferencias y valorar las similitudes, esto te transforma en una persona mucho más integral”, estos valores la condujeron hasta tomar el mando de Hyundai Motors México.

Experiencia y mejores prácticas

Claudia es parte de la nueva generación de mujeres que rompieron paradigmas y demostraron que no importa el género, lo que importa es el trabajo duro. “Me dio un gran gusto poder aplicar experiencias, aprendizajes y mejores prácticas adquiridas en los varios años de mi experiencia internacional”, recordó.

Aunque se dice fácil, su camino no fue sencillo, “enfrenté tres importantes barreras: era joven, mujer y mexicana”, sin embargo, tener una mentalidad fuerte la llevó a convertirse en una líder del sector automotriz.

“Creer en mí a toda costa, trabajar en mi ecuanimidad, resiliencia, mentalidad y en mi forma de ver las cosas, ser excelente y sobresaliente de cualquier manera posible. Sin duda, tenía menos margen de error y lo tenía muy claro”, afirmó.

Claudia es un ejemplo para las mujeres, por lo que no duda en dar un buen consejo, “ser congruente, consistente y fuerte, no tener miedo; que sean valientes, que siempre busquen ser más estratégicas, que toda su energía se canalice en una mejora profesional constante y no comprometan jamás sus valores”, aseveró.

Enfrenté tres importantes barreras: era joven, mujer y mexicana”

Soporte

Para ser una “súper mujer” es necesario contar con el apoyo de la familia y Claudia lo sabe, por eso se siente agradecida por el soporte que le brinda su marido, su mamá y su suegra, misma que le ayudaron con su hija.

No todo es trabajo para Claudia por eso disfruta correr, cocinar algo rico, reírse y divertirse con su familia y amigos, además de leer la biografía de personajes relevantes.

Claudia es hija, esposa, mamá, directiva, es una mujer comprometida, es un ejemplo de vida.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Motocicletas, una de las favoritos en el Hot Sale
Subir