jue. Jul 9, 2020

El plástico sigue su invasión: pedal de freno sin metal

El pedal de freno suele ser un componente que recibe mucha presión para detener al auto, y ahora hicieron uno de plástico

penal de freno

Hay cuatro versiones de este pedal de freno de plástico

Compartir

El plástico es un material que ha dominado gran parte de las piezas que componen un auto moderno y ahora llega al pedal de freno, hecho regularmente de acero para resistir la presión que se le aplica al frenar y más cuando hay un accidente a la vista.

Ante este panorama, la empresa Lanxess creó un pedal de freno hecho con una alta resistencia mecánica y apenas unos gramos de peso, ideal para los autos eléctricos, donde a menor peso, mejor rendimiento de las baterías.

Este pedal está hecho con un inserto hecho de Tepex dynalite, un compuesto termoplástico reforzado con fibra continua de LANXESS y varias cintas, que se acomodan en diferentes capas unidireccionales en el interior y capas de fibras dispuestas en ángulos de 45° en los dos recubrimientos. 

“Además de ser ligero, cumple con los exigentes requisitos de carga gracias a la construcción a medida de la capa de fibra del inserto Tepex y el refuerzo adicional de cintas localizadas”, explica el experto en diseño de LANXESS HPM, el Dr. Klaus Vonberg.

Actualmente hay cuatro diseños diferentes de pedal de freno en producción en masa basados en una versión totalmente plástica.

Esta tecnología podría ser usada para módulos eléctricos y electrónicos, cajuelas, carcasas y cubiertas de baterías, componentes estructurales en varias secciones del vehículo y adornos estructurales, todo ello, con una baja huella de carbono y bajos costos.