Da click aquí y entra a nuestro kiosko de revistas

Hablemos de lubricantes completamente sintéticos y su importancia en el actual panorama del mercado automotriz.

Los fabricantes de automóviles en todo el mundo han estado trabajando durante mucho tiempo tratando de reducir emisiones al ambiente, mejorar el ahorro de combustible, todo esto sin poner en riesgo la potencia de los motores a gasolina.

Compartir

Los fabricantes de automóviles en todo el mundo han estado trabajando durante mucho tiempo tratando de reducir emisiones al ambiente, mejorar el ahorro de combustible, todo esto sin poner en riesgo la potencia de los motores a gasolina. En los últimos años, ese esfuerzo adquirió una mayor urgencia, ya que las regulaciones implementadas por el gobierno de los Estados Unidos exigían a los fabricantes alcanzar un promedio de 42 a 44 millas por galón en sus líneas de productos para 2025. Ahora que esa fecha límite se ha quedado en el aire, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) que supervisa estos estándares, consideró una propuesta para “congelar” las normas al nivel de 2020 por algún tiempo.
No obstante, los fabricantes de automóviles siguieron trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías de motor que pudieran mejorar el ahorro de combustible, entre las que se incluyen motores de menor tamaño, de inyección directa y el turbocompresor. Durante este proceso, están especificando que la viscosidad del aceite lubricante sea cada vez más baja la cual permita una mejor y más confiable lubricación ante las estrictas exigencias de los nuevos componentes y sobre todo a las altas temperaturas de funcionamiento en que tienen que operar estos nuevos motores. Estos requerimientos impulsaron la tendencia de formulaciones completamente sintéticas y grados de viscosidad SAE muy bajos.
Chevron tomó un papel preponderante para satisfacer esta solicitud, y diseñó el lubricante Chevron Havoline PRO-DS® Full Synthetic Motor Oil API SP, el cual supera los nuevos estándares de la industria ILSAC GF-6 y se recomienda para proteger los modelos más recientes de vehículos que requieren la especificación SAE 0W-16. (Es importante que consulte el manual de uso de su automóvil).


Chevron trabajó en estrecha colaboración con los Fabricantes de Equipo Original (OEM por sus siglas en inglés) para diseñar un producto que combinara una avanzada y completa protección de cada una de las piezas del motor y que a su vez ofreciera importantes ahorros en combustible. En un examen exhaustivo de las pruebas de rendimiento, se demostró que el aceite Chevron Havoline PRO-DS Full Synthetic Motor Oil API SP cumple y/o supera los requerimientos de la industria en cuanto a la protección contra el desgaste, control de lodos y barnices, resistencia a la oxidación, reducción de depósitos, óxido y corrosion en el motor.
Sin duda, esta tendencia en los requerimientos de estos nuevos motores ha llegado para quedarse, y muy seguramente si su automóvil es de modelo reciente va a necesitar de esta gran protección y es importante que en sus servicios de mantenimiento solicite el lubricante Chevron Havoline PRO-DS Full Synthetic Motor Oil API SP / ILSAC GF-6.
Para conocer toda la línea de productos Chevron Havoline haga click aquí: https://bit.ly/3BQZiM3

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Sergio Alfonso Villaseñor Rivero. El hospital de motocicletas
Subir