lun. Mar 30, 2020

INNEngine, el motor que revoluciona la combustión

Con un diseño único, el motor INNEngine promete mayor rendimiento con menos emisiones y sin cigüeñal

INNEngine, el motor del futuro

El motor INNEngine no requiere mezclar aceite con combustible

Compartir

INNEngine SL es una empresa española que tras investigación, diseño y desarrollo crearon el motor INNEngine, el cual planea revolucionar trenes motrices tradicionales, al dar mayor rendimiento, eficiencia y por supuesto, menores gases contaminantes.

Un motor peculiar

Su funcionamiento es muy parecido al de los motores de dos tiempos, pero ya que no necesita mezclar el aceite con el combustible para lubricarse, las emisiones bajan drásticamente.

Otra peculiaridad, es que el motor no requiere cigüeñal por que transforma el movimiento longitudinal de los pistones  en circular mediante platos levas y unos seguidores.

Además, es capaz de completar el ciclo en un solo tiempo, es decir, en 180 grados de giro del motor. 

 

¿Cómo funciona?

Para empezar, en lugar de tener un pistón por cada cámara de combustión, tiene dos, de tal modo que se desplazan ambos con una sola detonación de combustible, es así que por cuatro cámaras, usa ocho pistones. 

Cabe destacar que no tiene los cilindros en línea, como suelen estar en los motores de pistones opuestos, más bien los tiene colocados en horizontal y formando un cuadrado, lo que lo hace más compacto. 

Al tener esta forma cilíndrica, el paso del movimiento lineal de los pistones al circular no es necesario un cigüeñal. En cambio, usa dos platos de levas, es decir, discos con elevaciones y valles que usarán los pistones para forzarlos a girar

 

Además, cada plato tiene dos elevaciones colocadas diametralmente opuestas. Así que los pistones diametralmente opuestos en el bloque las empujarán al mismo tiempo teniendo siempre en movimiento cuatro pistones. 

El motor INNEngine tiene distribución variable para regular la entrada de aire a las cámaras de combustión. Así puede adaptarse a las necesidades inherentes a cada régimen de revoluciones y carga.

Su relación de compresión también es variable, para conseguir la máxima eficiencia tanto en altas cargas como en bajas.