Da click aquí y entra a nuestro kiosko de revistas

Innovaciones en seguridad automotriz

Compartir

Automotrices buscan reforzar los

niveles de seguridad de sus modelos,

mientras que los usuarios complementan

con dispositivos opcionales para combatir

la delincuencia

Anualmente,las empresas armadoras de vehículos destinan grandes sumas de dinero en el desarrollo y perfeccionamiento de dispositivos que refuercen los sistemas de seguridad vía carretera en sus vehículos; tendencias que van desde cambios en el frenado, incorporación de bolsas de aire laterales tipo cortina y tecnologías que permitan una mejor capacidad de respuesta al momento de una colisión.

Así, la compra de un automóvil no sólo satisface la necesidad de lujo, confort y movimiento, implica también la responsabilidad y tranquilidad de los tripulantes y de las personas que están alrededor.

Actualmente, especialistas en sistemas de seguridad estiman que 50 por ciento de los consumidores dan mayor prioridad a los dispositivos de auxilio en un auto, mientras que el otro 50 por ciento se inclina por la estética y estatus que ofrece un modelo.

Por ello, que la competencia entre las marcas de autos sea continua, pues no sólo luchan por ofrecer al cliente un auto de buena apariencia, sino también radica en otorgar componentes eficientes, donde la tecnología y funcionalidad van de la mano.

Sólo por citar un ejemplo, la firma norteamericana Ford introducirá este año nuevos elementos de seguridad en todos los modelos de la gama Lincoln, Mercury y Ford. Particularmente, la nueva Ford Expedition 2007 integra un innovador sistema airbag (bolsa de aire) de cortina Canopy en las tres filas de asientos para reforzar la seguridad al interior de toda la unidad, y posee también el innovador método AdvanceTrac con RSC (Roll Stability Control).

Dicho sistema, es capaz de lograr la estabilidad sobre cualquier superficie, gracias a un sensor electrónico de índice de rodadura, el cual permite medir directamente la rodadura del vehículo en aproximadamente 150 veces por minuto, elevando así la capacidad de frenado y tracción.

Al respecto, Francisco Codina, vicepresidente de marketing, ventas y servicio de Ford en Norteamérica, señaló que, después de una encuesta realizada por el fabricante, 54 por ciento de los consumidores asumió que el indicador principal a la hora de elegir un auto es la seguridad, razón por la cual se determinó innovar este segmento.

Más allá del exterior
José Luis Valls, director nacional de operaciones de General Motors México, destacó que el desarrollo de nuevos vehículos implica más allá del aspecto interior y exterior, exige innovar e implantar tecnologías de la más alta calidad en beneficio del usuario y sobre todo de su protección, pues el perder la atención en ello, pondría fuera de la jugada a una marca.

De hecho, otra armadora que también ha mostrado preocupación por este tema es Renault, la cual recientemente anunció su plan de reestructuración para la calidad y seguridad de sus vehículos en México, luego de que un gran número de clientes se dijo inconforme por la respuesta de sus autos.

En éste ámbito, se estima que la fabricación de prototipos de vehículos completos para realizar pruebas de certificación de colisión frontal, lateral y volcadura puede llevar hasta 36 meses. Por tal razón y para lograr mayor certidumbre en el proceso, la empresa ESI Group, dedicada al desarrollo de tecnologías, diseñó herramientas computacionales como PAM-CRASH 2G y PAM-SAFE, que realizan la simulación de pruebas de colisión a partir de prototipos digitales (CAD), generalmente disponibles en las etapas iniciales de los bocetos y con las cuales trabajar diversas compañías.

Blindaje, dispositivo alterno

En el caso de los factores alternos que definen la seguridad del conductor y sus ocupantes, los crecientes niveles de inseguridad como robo y ajuste de cuentas principalmente en las grandes urbes, han obligado al consumidor a requerir alternativas que le ofrezcan el bienestar personal y familiar, entre las que destacan el blindaje automotriz y rastreo vehicular.

Respecto al primero, que fue desarrollado durante la Primera Guerra Mundial con el fin de proteger a los militares de alto rango, dio paso en los años 90 a que la élite política y empresarial buscara salvaguardar su integridad. Hoy en día su historia es más convencional, donde no sólo camionetas de lujo lo pueden emplear, sino también unidades más pequeñas o de menor rango.

“El mercado ha crecido por dos situaciones: en primera la delincuencia, problema globalizado donde armas que anteriormente no se utilizaban pertenecen a organizaciones delictivas. Y por otra parte, el interés de los consumidores por protegerse es mayor”, indicó Esteban Hernández López, presidente de la Asociación de Blindadores Automotrices (AMBA) y director de WBA/Auto Safe.

Señaló también que parte de esa expansión e importancia del blindaje, se refleja en los planes de las armadoras por incorporar desde la planta de producción ciertos niveles de aseguramiento en la materia, tal es el caso de la versión Jeep Grand Cherokee Limited Premium 4×4 blindada del grupo Crysler.

De hecho, Auto Safe próximamente también realizará trabajos conjuntos con Volkswagen para la fabricación del modelo Bora blindado, por medio de la división WBA en su planta de Alemania, la cual será la encargada de suministrar los componentes de blindado a la planta de Puebla donde es ensamblada la unidad.

Según Hernández López, blindar un auto como el vehículo arriba mencionado de VW oscila en el mercado entre los 20 y 35 mil dólares, mientras que en algunas camionetas como la Yukón de GMC, Suburban de Chevrolet y Expedition de Ford, cuya capacidad de arrastre es de dos toneladas, el precio asciende a los 90 mil dólares. Por lo que en la nueva versión blindada del Bora, el precio será determinado por el fabricante.

Adicionalmente, el directivo aseguró que pese al crecimiento de unidades blindadas, es difícil lograr un servicio de buena calidad y bajo costo, debido a las prácticas monopólicas que existen por parte de los proveedores de componentes, razón que dificulta el acceso al público en general.

Incluso, dijo, los materiales siguen siendo los mismos desde hace varios años y no predomina por el momento alguna incursión tecnológica, aunque la tendencia es bajar el peso en los vehículos blindados por medio de piezas más ligeras, esto sin perder la fuerza y resistencia.

En este sentido es importante vigilar que la calidad de los materiales, sea de gran resistencia con el objetivo de que al momento de recibir un impacto, la carrocería original sea la última en perjudicarse; razón por la cual los especialistas recomiendan blindar las unidades sólo en lugares donde se otorgue la certificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-142-SCFI-2000, expedida por el gobierno mexicano.

De acuerdo con pronósticos de la AMBA, en el 2006 se blindaron más mil 500 vehículos en México, la mayoría de ellos en el Distrito Federal en niveles bajos de blindaje, y se espera que para este año exista un crecimiento de 10 por ciento. También, previó, que predominan alrededor de 30 empresas en el país dedicadas a este sector, donde la mayor parte se sitúan en el Distrito Federal y el Área Metropolitana.

Más información en Alianza Automotriz 337 abril de 2007

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Valero inaugura una estación más de servicio en Aguascalientes
Subir