vie. Jun 5, 2020

Refaccionarias podrán operar; son esenciales ante COVID-19

La ARIDRA hizo hincapié en que refaccionarias y el sector de autopartes podrá operar durante la emergencia sanitaria del COVID-19

Refaccionarias podrán seguir trabajando pese a COVID 19

Refaccionarias deberán seguir las medidas de prevención

Compartir

Después de la declaración de emergencia sanitaria por el COVID-19, la Asociación de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios para Automóviles (ARIDRA) hizo hincapié  que el sector de autopartes fue señalado como una actividad esencial en el entendido de que debe permanecer el mantenimiento y la reparación de la infraestructura crítica que menciona el Diario Oficial de la Federación (DOF) en el primer artículo, inciso e:

“Las necesarias para la conservación, mantenimiento y reparación de la infraestructura crítica que asegura la producción y distribución de servicios indispensables; a saber: agua potable, energía eléctrica, gas, petróleo, gasolina, turbosina, saneamiento básico, transporte público, infraestructura hospitalaria y médica, entre otros más que pudieran listarse en esta categoría”, señala el DOF.

En entrevista con Alianza Automotriz, Antonio López, presidente de la ARIDRA, señaló que se amparan en la ambigüedad y en la interpretación de la ley y en el entendido que el mercado de autopartes es vital para el funcionamiento del transporte de insumos de primera necesidad.

Es así, que los negocios están autorizados a operar siguiendo las medidas de higiene,  incluyendo “guardías o cuadrillas, para evitar el movimiento de todo el personal y más contagios, y ante la caída de ventas que ha tenido el sector”, señaló el directivo.

La ARIDRA enfatizó que su asesor jurídico dio luz verde a la operación del mercado de autopartes mientras se respete la orden de no más de 50 personas aglomeradas en el lugar, así ningún negocio del ramo podrá ser cerrado.

“En caso de que nuestros socios tengan algún problema relacionado con el tema, la ARIDRA podrá darles asesoría legal para que puedan seguir operando”, señaló López.

Ya la ARIDRA ha hecho recomendaciones a sus asociados sobre el COVID-19 para sortear la crisis económica y mantener su negocio y personal.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores ha señalado que bajo el mismo entendido, que las áreas de reparación de sus agremiados seguirán abiertas, mientras que las de ventas serán cerradas.

ARIDRA crea frente común contra el COVID-19