sáb. Jul 4, 2020

A 95 años del romance Ford-México, las cosas se ponen eléctricas

Ford festeja junto con los mexicanos, reconociendo su ingenio y recordando cómo ha sido el camino que comenzó en 1925 en nuestro país

Ford celebra 95 años en México

En la actualidad el primer eléctrico de Ford se hará en nuestro país

Compartir

Ford celebra “95 años de ser el motor de México”, y es que fue un 23 de junio de 1925 cuando, en la calle de Bucareli, instauraron sus primeras oficinas administrativas, con las que después buscarían “transformar la movilidad como la primera empresa automotriz del país”.

Ford en México

Todo comenzó cuando Henry y Edsel Ford, con la ayuda del posterior director general de la empresa, Adrián Lajous, fundaron Ford de México en Bucarelli 13, y después, la primera planta de montaje y acabado de automóviles en la calzada Balbuena dentro de la Ciudad de México, la cual produciría 25 vehículos modelo T al día, una cifra excelente para la época.

Ford, modelo T. Foto: Ford de México.

En 1931, planearon para el siguiente año, 1932, fundar la planta de La Villa, con una infraestructura mayor y capaz de producir hasta 100 modelos A por día.

Anuncio Modelo A. Foto: Ford.

Los años 40 y 50 trajeron buenos resultados a la compañía, de ello emanó el modelo 1949, mismo que mejoró frenos, se hizo más espacioso, e incluyó motorizaciones V6 y V8.

Anuncios Modelo 1949. Foto: Ford.

Para 1960 llega la compra de un terreno en Cuautitlán, donde sólo se producían motores; sin embargo, la firma decide crear el primer centro de ingeniería y pista de pruebas.

“El talento del ingeniero mexicano desde los inicios de Ford en México se ha dado a notar y es uno de los pilares que han impulsado el crecimiento de la empresa en el país, a tal grado que nuestro centro de ingeniería cuenta hoy con alrededor de 2 mil ingenieros desarrollando productos tanto para nosotros como para el mundo“, dijo Marcos Pérez, director de ingeniería y desarrollo de producto de Ford de México.

“Hemos logrado que no sólo exista el ‘Hecho en México’ sino que se está estandarizando a nivel global el ‘Diseñado en México’ y esto no nos podría tener más orgullosos”, puntualiza Pérez.

La historia de romance entre Ford y México continúa hacia 1975, cuando Ford de México produce su vehículo número 750 mil, el cual sería un Galaxie dos puertas.

Foto: Ford.

La década de los 80 trajo consigo las plantas de Chihuahua y Hermosillo, y tras el sismo de 1985, la planta de La Villa se convierte en un lugar para damnificados.

Planta de Chuhuahua. Foto: Ford.

Para entrar en el nuevo milenio, llegaron a México los vehículos Lincoln, se expandió la planta en Chihuahua y los primeros modelos Contour y Mystique en Los Pinos.

El presente

Hoy en día, la armadora piensa en el mundo y en asuntos como energías renovables; en ese tenor, están pensando en desarrollar el primer vehículo eléctrico 100% hecho en México.

Otro punto qué tocar es la conducción autónoma, la que aún no sabemos cómo funcionará de cara al futuro o cómo impactará nuestras vidas.

En cuanto a la micromovilidad, “En Ford creemos que la libertad de movimiento impulsa el progreso de la humanidad. Este pensamiento nos ha llevado a no sólo ofrecer vehículos, sino que nos hemos vuelto participantes activos en el desarrollo de las nuevas soluciones, lo que nos permite una comprensión más profunda de las necesidades de los consumidores y las ciudades al impulsar proyectos que ayuden a las personas en la última milla de su recorrido”, según su comunicado.

Deja un comentario