sáb. Jul 4, 2020

Cierres y menos modelos: Nissan da plan de 4 años para revivir

NIssan ha presentado un plan con el que espera recuperar su pérdidas para 2023 cerrando plantas y acotando su catálogo de coches

Nissan hace plan para sobrevivir

Nissan apostará fuerte por los autos eléctricos

Compartir

La nipona Nissan ha presentado un plan de cuatro años con el que espera revivir financieramente, logrando para el 2023 rentabilidad, estabilidad y crecimiento sostenible eficientando sus negocios y cerrando en regiones donde ha tenido pérdidas.

“Nissan tomará medidas decisivas para transformar su negocio al racionalizar las operaciones no rentables y las instalaciones excedentes, junto con las reformas estructurales. La compañía también reducirá los costos fijos al racionalizar su capacidad de producción, su gama global de productos y sus gastos”, señaló la empresa.

Siguiendo al pie de la letra el plan, la empresa espera tener un margen de beneficio operativo del 5% y una cuota de mercado global del 6% para el 2023, incluidas las contribuciones proporcionales de su empresa conjunta de capital del 50% en China.

Así espera reducir costos por 300 mil millones de yenes y producir 5.4 millones de unidades al año bajo el supuesto de que la operación se mantenga sin contratiempos.

Nissan se va de Barcelona

Durante semanas se estuvo especulando sobre la salida de Nissan de Barcelona y por fin lo ha confirmado con lo que dejará sin empleo a 3 mil trabajadores directos y afectará a otros 20 mil indirectos.

El cierre de la planta catalana, la primera en España, cerrará oficialmente en diciembre de este año.

Otro cierre es el de la planta en Indonesia, por lo que concentrará toda su producción en Tailandia

Utilizará su alianza con Renault

Como ya te había dado a conocer Alianza Automotriz, la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi ha generado un plan en el que se han divido los mercados del mundo para hacer más rentables sus negocios, ya que la francesa también tenía problemas financieros.

“La idea es mantener el negocio de la armadora a un nivel operativo apropiado en América del Sur, Sudeste asiático y Europa”, enfatizó la empresa.

Ante esta situación, Nissan usará las plantas de su aliado galo para fabricar modelos que han triunfado en Europa como lo son el Qashqai, el X-Trail y el Juke y ceder el resto de los segmentos a Renault.

Más eléctricos, menos coches

Así, Nissan le apuesta fuerte a sus inversiones en China y al mercado norteamericano que incluye al mexicano, donde es líder de ventas incluso durante el COVID-19.

Además, ha planteado reducir su catálogo de 69 a 55 modelos o menos, pero no dejará de producir modelos en diferentes segmentos, incluso en deportivos y eléctricos, por lo que espera introducir 12 modelos en 18 meses, vendrán menos autos de los que se irán.

Así mismo plante vender al menos un millón de unidades eléctricas para el 2023, lanzando hasta 6 modelos en su tierra natal

“Nissan debe brindar valor a los clientes de todo el mundo. Para hacer esto, debemos lograr avances en los productos, tecnologías y mercados donde somos competitivos. Este es el ADN de Nissan. En esta nueva era, Nissan sigue enfocado en las personas, para ofrecer tecnologías para todas las personas y continuar abordando los desafíos como solo Nissan puede hacerlo”, señaló Makoto Uchida, director ejecutivo de Nissan