Alianza Automotriz: 35 años de ejercer el periodismo especializado en México.

No tengo ni idea… la socorrida respuesta en el taller mecánico

creatividad para el taller mecánico
Recuerda que, para ser creativo en el taller mecánico, no tener idea no es el final, es el principio

Compartir

Por: Alberto Quiroga

La frase es de esas que son de uso común. Decir: No tengo ni idea es un recurso muy socorrido por aquellos que tácitamente les dicen a los demás “No me preguntes a mí” o “búscate otro culpable”.

¿Alguien sabe por qué no funciona la compresora? No tengo ni idea, podría ser la respuesta.

No me quiero enfocar en aquellos a los que les gusta zafarse de las responsabilidades, sino en todo lo contrario, quiero tocar el tema de aquellos que buscan nuevas opciones ante los problemas.

El mundo avanza gracias a las personas con empeño, aquellas a quienes la búsqueda de respuestas los lleva a veces a lo que parece un callejón sin salida y allí sí, con toda la humildad del mundo, reconocen que no saben cómo salir de un atorón, aceptan que no tienen ni idea, pero no se rinden y buscan encontrarla.

George de Mestral, el suizo que inventó el velcro, se hizo una vez una pregunta muy simple: ¿Por qué las semillas de los pastos se le pegan a las ropas y a las pieles de los animales? Tal vez se dijo a sí mismo: No tengo ni idea, pero no quedó allí, sino que buscó respuestas con base en el estudio, ya que observó a través del microscopio que esas semillas contaban con pequeños ganchillos flexibles que les permitían asirse y desasirse de los pelillos de pieles y ropas. Le tomó 20 años lograr replicar ese sistema, pero al final lo consiguió y ahora el velcro es de uso común en ropa, calzado, sujeciones y múltiples funciones. 

Incluso en el taller mecánico. Un simple juntar ambas cintas y ya, la funda del escáner asegurada. Crear y comercializar el velcro volvió rico a Mestral.

Pero parece que no todos somos de ese tipo de inventores a quienes esas ideas brillantes fluyen sin cesar, para el común de nosotros, las ideas parecen esconderse y nuestro cerebro ponerse en huelga.

Pero aquí viene algo interesante, si no tenemos ideas generalmente no es por falta de capacidad sino por falta de habilidad para generarlas. Todos somos inventores en potencia, pero las ideas no llegan por sí solas.

Nosotros solemos ver los resultados de las investigaciones, sin embargo, pocas veces ponemos atención en el proceso, tiempo y esfuerzo para lograr ese resultado. Por eso si una idea no nos llega con la “rapidez” esperada nos desesperamos. Recuerda que Mestral tardó 20 años en pulir su idea.

ALGUNAS CONSIDERACIONES

Los procesos creativos no son aleatorios, no dependen de la suerte. Los inventores suelen llevar un proceso definido, tomar notas, comparar y probar, probar y probar.

El esfuerzo y la motivación son fundamentales. Un inventor considera los fracasos como aprendizajes. Tomás Alva Edison mencionaba que cada que fallaba en su intento por inventar la bombilla en realidad descubría una forma en la que ésta no se podía fabricar, por lo tanto, se acercaba a su objetivo.

Cubrir una necesidad es importante para ser creativo y sus procesos son el resultado de llenar una necesidad. Bill Gates se propuso colocar una computadora en cada hogar, mientras algunos científicos consideraban que la computadora tendría exclusivamente cabida en grandes universidades y empresas. Con base en su idea, Gates buscó hacer más accesible y amigable el uso de las computadoras y trabajó arduamente para ello.

Si quieres ser creativo júntate con gente creativa. Si no la tienes a la mano, lee historias de inventores, pero pon atención en todo el proceso: Edison, después de esos cientos de intentos por inventar la bombilla, las cuales persistentemente se fundían, a pesar de cambiar las condiciones del filamento y del voltaje, se sentó a una mesa y dijo: “Ahora sí, mi cerebro está vacío”.

Y en ese momento recordó que en el vacío no existe combustión, fue a su taller, extrajo el aire de una bombilla y la encendió sin que se fundiera.

Seguramente en tu taller te has topado con dificultades a las que aparentemente no hay solución fácil, pero ¡ánimo! Recuerda que, para ser creativo, no tener idea no es el final, es el principio.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
Renault México hace cambios en directiva
Renault México trae refuerzos a su directiva
Subir