sáb. Jul 4, 2020

Refacciones: entregas a domicilio, alternativa para subir las ventas

Refaccionarias y distribuidores mayoristas comprueban que el comercio electrónico y las entregas a domicilio pueden ser un aliado en épocas de incertidumbre

Cuando el e commerce impulsa las ventas de autopartes

La infraestructura para entregas a domicilio, es uno de los elementos con los que lidian las refaccionarias y distribuidores

Compartir

La declaratoria de emergencia causada por el COVID-19 disminuyó el número de reparaciones en los vehículos en el orden del 60%, aún y cuando los servicios de mantenimiento y la venta de refacciones fueron declarados industria esencial por parte del gobierno federal. 

De acuerdo con especialistas consultados por Alianza Automotriz, los negocios que continuaron abiertos lo hicieron al 50% de su capacidad y con todas las medidas de protección para evitar contagios. Así, la recomendación de permanecer en casa dio paso a las entregas a domicilio como una alternativa para atender a los clientes e impulsar el comercio en línea, desplazado por la caída en las ventas de los mostradores. 

Antonio López, director general de Mayoreo López Díaz, detalló que para enfrentar la emergencia sanitaria, la compañía cuenta con entregas programadas en ruta con transporte propio, las cuales se suman a las que hace a través de las tiendas oficiales que posee en Mercado Libre para la comercialización de las marcas ACDelco y Bosch. 

“Desde que se declaró la emergencia sanitaria, la venta en general se contrajo en un 50% derivado de dos situaciones: un menor desgaste en los vehículos y  la economía, la gente sólo está gastando en lo más indispensable y básicamente es comida”, dijo.

En el Estado de México, uno de los negocios jóvenes que se ha fortalecido con la venta de autopartes en línea es Refacciones SASAN, quien a raíz del confinamiento ha logrado aumentar sus entregas fuera de la Zona Metropolitana del Valle de México

“Los envíos crecieron entre 25 y 30%, por ello, pensando en la salud de los clientes, sanitizamos todos los productos antes de ser emplayados y enviados por paquetería”, destacó Tarek Israel Sandoval, propietario del negocio. 

Subrayó que, ante una caída en las ventas de mostrador, las entregas a domicilio le permiten tener una mayor estabilidad en sus operaciones, aunque reconoció que debido a la emergencia sanitara la distribución se ha retrasado, por lo que ha emitido un comunicado para informar a sus clientes sobre la variación en las entregas. 

“Falta un poco de infraestructura para entregar al día siguiente, que es lo que el cliente está buscando, pero en estos tiempos es muy difícil, porque las demandas se han incrementado”, comentó. 

A estos retrasos, dijo, se suma un ligero desbasto en anillos, metales y bombas de aceite que han ido mermando sus entregas, así como la incertidumbre de contar con un inventario extenso. 

Desconocemos cómo se va a comportar el mercado, puede ser una oportunidad o no arriesgarte a tener más inventario, por el momento, estamos comprando al día”, señaló. 

¿Mercado en ascenso?

A pesar de ofrecer descuentos para sus clientes y entregas a domicilio, Mayoreo López Díaz ha descartado la idea de que el negocio tendría un mejor comportamiento, considerando que la gente no sale de sus casas y tiene la opción de comprar en línea, la venta mostró una ligera caída de 15% durante los últimos meses. 

Para el director de la firma, además de verse afectados por la pandemia, otro hecho que preocupa es el incremento en el precio de entrada de las refacciones por el tipo cambiario, lo que generó alzas en automático en las piezas importadas. 

“El aumento varía entre proveedor y proveedor, éste puede ir desde un 7% hasta un 20%, principalmente en piezas para mantenimiento preventivo como frenos, balatas y bujías”, señaló. 

Servando Villa, director de Tecnología de Grupo Morsa,  comentó que en marzo y abril  los clientes se reservaron en la compra de refacciones, aunque el impacto en el mercado por COVID-19, no ha sido mayor en contraste con otros giros. 

“Creemos que a partir de junio comenzará a normalizarse el giro de autopartes, pero no llegaremos a los números del año anterior. Durante este año, el mercado tendrá una desaceleración y será en 2021 cuando podamos ver una recuperación”. 

Afirmó que, para hacer frente a los efectos de la pandemia en el negocio, Grupo Morsa trabaja en algunas estrategias como posponer los incrementos en el precio de las refacciones para dar “oxígeno” a los clientes. 

Cabe destacar que la fortaleza de Grupo Morsa actualmente está basada en el comercio electrónico a través del cual realiza el 90% de sus ventas totales  y  70% de sus entregas, las cuales a raíz del confinamiento se ha intensificado a 85%, el resto de la venta total se efectúa en la sucursal. 

“Contamos con  una flotilla de unas 200 unidades entre camionetas y motocicletas, aunque también manejamos paquetería y la venta en nuestros mostradores, donde la gente viene a recoger sus autopartes a la sucursal. Aunque en el caso de las visitas, éstas han disminuido hasta en 50% en los últimos dos meses”, destacó. 

Especialistas en entrega a domicilio

Desde el inicio de la declaratoria de emergencia en nuestro país, todos los negocios comenzaron a sentir el efecto, tanto las empresas formales como informales. 

A decir de Arturo Valladares, director de Autopartes de Mercado Libre, el comportamiento de los usuarios a lo largo del confinamiento ha sido cambiante. 

“A partir del anuncio de la Fase 2, las medidas implementadas por el gobierno limitaban la movilidad de las personas, las empresas y en general, la actividad económica, por lo que a partir del 16 de marzo la industria de autopartes se vio impactada. Observamos una caída de alrededor de 30% en comparación con los promedios de volumen que teníamos hasta el 15 de marzo”, señaló.

Ante la desaceleración del sector, sostuvo que Mercado Libre se apalancó en la robustez de su amplia oferta de marcas, calidad, sistemas y coberturas como una alternativa por los cierres de la cadena comercial de autopartes, que tuvo una caída de más del 50% y de refaccionarias con ventas al menudeo.

El especialistas comentó que a partir de la Fase 3 y durante las dos primeras semanas de mayo, la compañía reflejó un mejor panorama con volúmenes históricos en parte de iluminación, carrocería, partes de motor, suspensión y dirección, estéreos y llantas para auto y camioneta. 

“Tenemos clientes que van desde compradores frecuentes como el dueño del vehículo, hasta el taller más especializado que busca repuestos o discos para reparación de transmisiones automáticas, en general reciben su compra en menos de 48 horas”, declaró. 

Para lograr envíos más eficientes, el ejecutivo indicó que gracias a que el comercio electrónico y la logística han sido definidas como actividades esenciales para el transporte de mercancías, no prevé ningún contratiempo en el corto, mediano o largo plazo. 

“Todo este contexto ha servido para acelerar la penetración del e-commerce en la vida de los mexicanos, estamos totalmente confiados en que nuestro negocio seguirá registrando tendencias crecientes y números históricos en los años por venir”, añadió.

Este reportaje pertenece a la edición de junio de Alianza Automotriz