Revista especializada en la industria automotriz y el mercado de repuesto

COLABORACIÓN. Compromiso

El compromiso es esa condición que nos lleva no solamente a cumplir, sino a ir más allá, a exceder el promedio de servicio

Compartir

Alberto Quiroga

Cumplir por cumplir es una práctica que puede ser muy engañosa, pues quien solamente busca aparentar hacer su tarea para salir del paso, generalmente no está comprometido con su trabajo.

En más de una ocasión he podido comprobar que pequeños descuidos han causado graves daños al auto de los clientes y en ocasiones las consecuencias han ido más allá poniendo en riesgo incluso la vida de los ocupantes del vehículo debido a una mala reparación.

Accidentes ocasionados por frenos mal reparados o ajustados, fallas en la dirección o suspensión que provocan que una llanta o parte de la dirección se zafe por estar mal colocada y cortos eléctricos que ocasionan incendios, son ejemplos que he conocido de primera mano y que son consecuencia del trabajo deficiente y poco comprometido de quien se dice mecánico, pero no refuerza este nombre con los hechos.

El compromiso es esa condición que nos lleva no solamente a cumplir, sino a ir más allá, a exceder el promedio de servicio, y esto se logra reflexionando en lo importante de nuestra labor que cada vez que reparamos un auto y para tener presente la responsabilidad que está en nuestras manos.

En una ocasión me tocó ir a rescatar a eso de las 10 de la noche a una señora que nos llamó muy asustada porque su auto se había apagado de repente y estaba estorbando en una avenida transitada. Cuando llegamos y revisamos el auto, todo se debía a que se había zafado el cable del negativo de la batería, la cual le habían cambiado días antes y no estaba bien apretado. La señora estaba muy tensa por el problema, no sabía qué hacer y le preocupaba que al dejar de pasar autos pudiera ser víctima de un asalto.

Si hiciéramos una solicitud para que nuestros compañeros nos compartieran esas historias que seguramente conocen de la falta de compromiso, seguramente llegaríamos a la conclusión que desafortunadamente muchos que se dedican a la mecánica son poco comprometidos, hacen las reparaciones nada más para el momento y no se detienen a pensar en todas las consecuencias de su falta de interés.

También existe el extremo opuesto, el positivo, con muchos compañeros que tienen muy claro que no se trata de un auto sino de las personas que van arriba y las circunstancias que las rodean. Me gusta cuando le ponen especial detalle al auto de una anciana, conscientes de que tal vez es su única forma de moverse, o le dan un extra a ese auto que sirve para que un padre de familia lleve a su hijo con parálisis cerebral a terapias.

El compromiso nos permite adquirir el hábito de ser responsables en el trabajo y con nosotros mismos y con quienes nos rodean, principalmente nuestra familia, y eso nos lleva a obtener un mayor bienestar, porque es a través de las reflexiones que podemos descubrir qué debemos cambiar y qué hacer para estar mejor.

Sin un verdadero compromiso es muy difícil que tengamos un éxito económico y profesional estable a menos que aceptemos nuestras responsabilidades y nos concienticemos de la trascendencia de nuestros actos.

Reparar autos implica una responsabilidad y a la vez un privilegio. Toda responsabilidad, cuando es bien aceptada y atendida, siempre será satisfactoria. Así que en cada reparación, comprométete y no olvides que lo que haces es mucho más que simplemente reparar un auto.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más noticias
attitude
Fallas en el encendido de un Attitude 2006
Subir