mié. Abr 1, 2020

Tips para la gestión eficiente de procesos en el taller

Es indispensable contar con diversos métodos que permitan tener en tu taller un lugar de trabajo más eficiente y rentable

Desde un principio, en el taller deben existir metas claras y alcanzables

Compartir

Por: Cesvi

Levantamiento del presupuesto

De esta labor depende el monto a cobrar por la reparación, el personal debe estar ampliamente capacitado y contar con todas las herramientas necesarias para realizar su labor de forma adecuada y no perder de vista lo siguiente:

  • ES INDISPENSABLE contar con la evidencia correcta de los daños con una secuencia que asegure el registro de todas las afectaciones a fin de no generar complementos.
  • SE REQUIERE conocer los criterios de valuación para la correcta clasificación de los daños.
  • LA TOMA de fotos debe basarse en un método y evidenciar claramente los daños.

Asignación del trabajo

Es un tema fundamental que determina el nivel de aprovechamiento de los recursos técnicos con los que cuenta el taller y, por ende, la capacidad de producción de unidades por día. No se puede basar simplemente en “urgencias”. Es importante considerar:

  • FECHA DE INGRESO DE LA UNIDAD. Bus- car siempre cumplir el concepto, “primeras entradas – primeras salidas”, considerando aquellas que cumplan el porcentaje (%) de refacciones apropiado para entrar a producción y no generar “cuellos de botella”.
  • TIPO DE DAÑO. Cuando el jefe de taller visualiza la asignación del trabajo con base en una clasificación de daños res- pecto al tiempo, y utiliza este criterio para asignar el trabajo, se conseguirá la optimización del proceso.
  • EXPERIENCIA DE CADA TÉCNICO. Los jefes de taller deberán tener claros los conocimientos y habilidades de su personal para la asignación de los vehículos a reparar y no entorpecer el proceso de reparación.
  • LEVANTAR UN PRESUPUESTO CORRECTO BASADO EN UNA ESTIMACIÓN DE DAÑOS, así como asignar apropiadamente cada una de las operaciones de la reparación, son dos acciones administrativas que llegan a tomarse a la ligera y, en consecuencia, se afecta la productividad del centro de reparación.

Mantenimiento a equipos y sistemas de alto impacto en el taller

A medida que un taller opera, y dadas las condiciones del proceso de reparación, los equipos y sistemas sufren un deterioro o requieren de ciertas acciones para conseguir que estas funcionen de manera óptima. Entre los principales focos de atención para esta labor se encuentran:

  • MANTENIMIENTO AL SISTEMA NEUMÁTICO. Es el motor del taller, pues la gran mayoría de los equipos y herramientas necesarias para realizar los procesos de reparación de un vehículo lo necesitan. Por este motivo, se debe asegurar un rendimiento óptimo que evite retrabajos y que contribuya a conservar en buen estado los equipos.
  • CABINA Y ZONAS DE PREPARACIÓN. Contar con una cabina y zonas de preparación en buenas condiciones, impacta directamente en la calidad y productividad del taller ya que estos dos equipos participan en la etapa final de la reparación y determinan en gran medida la cantidad de retrabajos que se puedan generar en la reparación.
  • EQUIPOS DE SOLDADURA. La mayoría de las reparaciones que llegan a un taller llevan implícito el proceso de soldadura, por ello se tiene que garantizar que se disponga de los equipos en perfectas condiciones para agilizar el proceso.

Proceso de gestión y monitoreo de resultados del taller

El rumbo de un negocio lo definen los directivos y dueños de este. Desde un principio deben existir metas claras y alcanzables que todos los miembros del taller conozcan para contribuir a alcanzarlos. Una manera de monitorear los resultados es mediante los indicadores clave del negocio, entre los que se encuentran:

  • Indicadores técnicos
  • Tiempo de estadía
  • Eficiencia
  • Utilización
  • Indicadores de servicio
  • Capacidad de respuesta
  • Número de reclamaciones
  • Satisfacción al cliente
  • Cumplimiento de fecha promesa
  • Indicadores económicos
  • Venta de refacciones
  • Venta de mano de obra
  • Venta total
  • Ticket promedio