Detroit 2008: Conviven ecológicos y futuristas

Compartir

Durante el Autoshow, considerado uno de los más importante del mundo automotor, las automotrices mostraron los avances más destacados de la industria. En su edición 2008, el Autoshow de Detroit en Estados Unidos, considerado uno de los principales foros a nivel mundial del mercado automotor, se caracterizó por mostrar una serie de transformaciones al presentar tecnologías y combustibles amigables con el medio ambiente, que convivieron con unidades tradicionales y autos concepto.

Cabe resaltar que desde hace dos años surgió en Detroit la importancia entre las armadoras estadounidenses y extranjeras de hacer conciencia ecológica en sus clientes, por lo que en este 2008 presentaron modelos híbridos, los cuales utilizan un motor convencional y uno eléctrico para reducir considerablemente el consumo de gasolina.

También, entre las propuestas destacaron los vehículos que funcionan con etanol mezclado con gasolina convencional, cuyo objetivo es reemplazar este último energético por completo en el futuro. Por ejemplo, General Motors firmó acuerdos con la firma Coskata para la producción del combustible derivado de caña de azúcar y otros productos orgánicos.

Igualmente,  las tecnologías diesel más limpias fueron presentadas por las compañías europeas como Mercedes-Benz, BMW, Volkswagen, Audi; y las japonesas Mitsubishi y Subaru.

Oferta “verde”
Así, Audi ostentó su R8 con un motor V12 diesel montado en la parte central trasera con un desplazamiento de seis litros y recurre a dos turbocargadores y dos interenfriadores, con los que genera 500 caballos de fuerza y 738 libras pie de par motor, mediante una transmisión manual de seis velocidades. En cuanto a seguridad, incluye una tracción integral cuattro, con discos de freno. Su chasis es de aluminio e incorpora un bastidor ultraligero.

Por su parte, General Motors exhibió el Saturn, híbrido VUE, fabricado en la planta de Ramos Arizpe, Coahuila, México, el cual tiene un sistema recargable de tipo plug in, con autonomía de 35 millas bajo la modalidad eléctrica.

Dentro de la línea de lujo, la marca estadounidense mostró al crossover  Provoq basado en el Chevrolet Captiva, con el tren motriz cimentado en una celda de combustible donde las emisiones son sólo vapor de agua.

Además, exhibió el Cadillac CTS-V con un motor V8 de 6.2 litros y 550 caballos de fuerza con 550 libras pie; adicional de la versión coupé de este mismo modelo, cuyas luces traseras emulan las aletas de la marca.

Volkswagen presentó su Passat CC, un coupé de cuatro puertas que utiliza una plataforma tecnológica equipada con motores de 140 a 300 caballos de poder y sistemas dinámicos de ayuda a la conducción.

En tanto, Toyota presentó  su pickup  híbrida A-BAT; Subaru su modelo Forester, el cual buscará dar pelea en el creciente segmento de CUV’s. Por su parte, Mercedes-Benz enseñó su GLK con el que entrará  al terreno de los crossovers premium. En este aspecto, la alemana BMW dio a conocer que incluirá motores a diesel en los modelos X5 y el 335d.

Asimismo, Jeep mostró su modelo Renegade con dos motores eléctricos, equivalentes a 268 caballos de fuerza y un generador diesel para cargar la batería de litio. El motor es  de tres cilindros y 1.5 litros de desplazamiento con sistema  Bluetec para una baja emisión de contaminantes.

Hummer presentó el HX, el cual cuenta con un tren motriz de 3.6 litros y seis cilindros con FlexFuel, que puede operar con gasolina o E85. Incorpora una transmisión automática de seis velocidades unida a un sistema de tracción en las cuatro ruedas para todo terreno.

Ford no fue la excepción en el Autoshow de Detroit, al exhibir la  F150, conocida como Lobo, cuyo bastidor de chasis fue mejorado aumentando su rigidez torsional en 10 por ciento. Adicional, incluye el sistema de boquilla de llenado de combustible con cierre rápido sin tapón, y ofrece control de tracción y estabilidad, que añade funciones como estabilización de remolques y prevención de volcaduras.

La automotriz también expuso la Explorer America, con motores  de cuatro y seis cilindros con tecnología EcoBoost que combina inyección directa de gasolina y turbo, con sistema de dirección eléctrica, y  transmisión de seis velocidades.

Adicional, Lincoln exhibió su modelo MKT y Cadillac el coupé  CTS y el Provoq, crossover pequeño que ahora utiliza celdas de combustible.

En cuanto a autos pequeños, Ford presentó el Verve en sus dos versiones: hatchback y sedán de cuatro puertas, que estará a la venta en 2010.

Honda lució el prototipo de Pilot con apariencia de SUV para ocho pasajeros. La unidad utiliza el motor de seis cilindros con el sistema VCM de desactivación de cilindros, con el cual puede elegir usar la modalidad de consumo reducido utilizando únicamente tres de los cilindros.

Chrysler exhibió su rediseñada pickup Dodge Ram 1500, que se fabricará en tres plantas, entre ellas la ubicada en Derramadero, Coahuila. Su producción iniciará a mediados de año para salir a la venta en otoño como modelo 2009.

La Dodge Ram 1500 tiene un motor V8 Hemi con sistema VVT de tiempo variable para las válvulas, con una potencia de 380 caballos de fuerza, por lo que la aceleración de cero a 96 kilómetros por hora se logra en 6.1 segundos. Y a partir del 2010, se ofrecerá una versión híbrida.

Ventana al futuro
Detroit dejó ver también el diseño mexicano mediante el modelo “Aspis”, creado por Arturo Michel López, estudiante del noveno semestre de la licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El proyecto seleccionado en el Michelin Challenge Desing 2008 para ser mostrado en Detroit, contempla la utilización de energía solar mediante un panel en su parte superior, celdas de hidrógeno en su parte inferior que logran obtener la energía eléctrica y hacerlo funcionar a tres motores.

De igual forma, los vehículos concepto hicieron su arribo en Detroit, como el Eco Voyager, con celda de combustible y puertas tipo suicida; y el Saturn VUE, así como el Dodge ZEO, el cual abre sus puertas hasta 90 grados hacia arriba.